•  |
  •  |
  • END

El tema del financiamiento sigue siendo la principal preocupación del sector productivo en estos momentos, cuando queda mes y medio para que arranque la siembra de primera, que según las estimaciones de algunos agricultores, tiende a ser menor que el año pasado.

Manuel Álvarez, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic, dijo que una reunión que sostendrían con un representante de la Asociación de Bancos Privados, Asobanp, fue pospuesta para la próxima semana, a petición del banquero.

Pese a la incertidumbre que vive el sector productivo, Álvarez consideró que los banqueros también tienen razón de las medidas que están adoptando, porque a ellos les han restringido las líneas de financiamiento del exterior.

Y aunque se hablan restricciones de parte de la banca, el presidente de Upanic señaló que los mismos productores están siendo cautelosos a la hora de decidir cuánto van a sembrar, porque están tomando en cuenta los nuevos precios internacionales y otros factores.

Decisión presidencial errónea

Álvarez dijo que quizá con la visita del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, se podría conseguir algún tipo de apoyo financiero.

Sin embargo, el presidente Daniel Ortega no asistirá a ese encuentro y en su lugar envió a un funcionario de cuarta categoría, lo que ha sido considerado como negativo por algunos sectores del país.

Hasta el momento, el gobierno ha puesto a disposición del sector productivo un monto de 900 millones de córdobas repartidos entre la Financiera Nicaragüense de Inversiones, FNI y el Fondo de Crédito Rural, FCR, para el ciclo productivo 2009-2010, pero más que todo para los medianos y pequeños productores.

Sin embargo, el sector productivo considera que ni para los pequeños y medianos productores será suficiente, ya que la necesidad es grande. El sector cafetalero está urgiendo crédito para comenzar a trabajar los cafetales y evitar mayores pérdidas en la próxima cosecha.