•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Más de medio millón de reses fueron sacrificadas en los primeros ocho meses del año en Nicaragua, para satisfacer el consumo interno y las exportaciones, lo que representó un aumento del 27 % respecto al mismo período del año pasado, informó hoy el Gobierno local.

El sacrificio de 553.874 reses para aprovechar su carne se debió en parte al crecimiento de un 2 % en el hato ganadero, entre enero y agosto pasado, informó la Presidencia a través de medios del Gobierno, con base en datos del Ministerio Agropecuario (MAG).

El hato ganadero, que ahora supera los 5,4 millones de cabezas, ha crecido un 5 % en los últimos dos años, y el 14 % del total está conformado por novillos, según el informe oficial.

El crecimiento del hato también propició un aumento del 13 % en la producción de leche para alcanzar los 4,5 millones de litros por día, como resultado de ordeño de 1,2 millones de vacas, indicó el Gobierno nicaragüense. Nicaragua es el país con las mayores exportaciones de carne y leche en Centroamérica.

El sector agropecuario aporta el 12 % del Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua, según datos del MAG.