• |
  • |
  • END

NUEVA YORK / AFP
El petróleo perdió 7.6% de su precio este lunes en Nueva York, y casi cuatro dólares en Londres, debilitado por la recuperación de la divisa estadounidense y la caída de los mercados bursátiles.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del “light sweet crude” negociado en EU) para entrega en mayo cedió 3.97 dólares, a 48.41 dólares, en relación al cierre del viernes. En sesión cayó hasta 48.11 dólares. No había bajado de los 50 dólares desde el 18 de marzo.

En el Intercontinental Exchange de Londres, el barril de Brent del mar del Norte con igual vencimiento bajó 3.99 dólares, cerrando en 47.99 dólares.

“Cuando el dólar está en alza y la incertidumbre aumenta en los mercados bursátiles, ello pesa sobre los precios de las materias primas”, explicó Phil Flynn, de Alaron Trading. La divisa estadounidense continuó fortaleciéndose este lunes ante el euro, que bajó a 1.31 dólar, encareciendo el crudo para los inversores que disponen de otras divisas.

La bolsa de Nueva York, barómetro de la opinión de los inversores sobre las perspectivas económicas y en consecuencia de las esperanzas de recuperación de la demanda de petróleo, caía marcadamente al cierre del mercado petrolero.

El mercado se inquietaba por el futuro de los constructores de automotores, luego de que las autoridades estadounidenses exigieran la partida del presidente de General Motors y se evocara la posibilidad de que el gigante en crisis se acogiera a la ley de quiebras.

Luego de subir el jueves a cerca de 55 dólares, su nivel más alto en cuatro meses, la cotización del barril de crudo texano, perdió 1.96 dólares el viernes.

“Las esperanzas de recuperación fueron sobrevaluadas”, consideró Antoine Halff, de Newedge Group. “Pienso que estamos ante la renovación de las presiones bajistas, acordes con la realidad del mercado”, agregó.

Numerosos analistas destacan además que el segundo trimestre es tradicionalmente un período de débil demanda y en consecuencia de alza de los stocks de productos petroleros.