•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La inversión fija privada al cierre del segundo trimestre de 2017 registró un crecimiento de 2.8% y al semestre del año un consolidado de 5.6%, según el Informe Trimestral del Producto Interno Bruto (PIB), que publicó recientemente el Banco Central de Nicaragua (BCN). 

El crecimiento de la inversión privada, según el BCN, se debió a aumentos en la  construcción (9.3%) y en otras inversiones (3.25%) y una disminución en maquinaria y equipo (-2.2%). El sector construcción, al segundo trimestre del año, creció 5.1%.

“La actividad de construcción registró un crecimiento de 5.1%, debido a una mayor área efectivamente construida en la construcción privada”, precisó el Banco Central en el informe trimestral sobre el comportamiento económico  del país.

En tanto, al cierre del primer semestre, la actividad de construcción registró un crecimiento de 9.7%. De acuerdo con el Banco Central, en la construcción pública se observó disminuciones en las edificaciones no residenciales y obras de ingeniería civil.

En el sitio web del BCN solo se encuentra disponible el Informe de Construcción Privada, correspondiente al primer trimestre del año, y en él se indica que el área efectivamente construida registró un crecimiento interanual de 7.3% y una disminución de 1.4% en promedio anual.

“Este resultado se explica por una mayor área efectivamente construida en los destinos de servicios (119.5%) e industria (52.3%) y disminuciones observadas en edificaciones residenciales (-19.5%) y en el destino de comercio (-9.4%)”, explica la institución nacional. 

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) proyectó, en su segundo Informe de Coyuntura Económica, que en 2017 la inversión podría cerrar un crecimiento de 9.3%, mayor a la estimación del primer informe, y para el próximo año podría bajar a 9.0%

“El crecimiento de la inversión fija privada fue de 5.7 por ciento en el segundo trimestre, levemente superior al registrado por el PIB en el primer trimestre de 2017, y fue resultado del incremento de la construcción y otros gastos de inversión”,  señaló el Funides en su informe de agosto. 

En  2016, la inversión fija privada presentó un crecimiento de 3.3%, siendo el único componente que tuvo un crecimiento menor al del producto durante ese año. Según el Funides, en 2016 la región centroamericana recibió menos inversiones, como proporción del PIB, que en 2015. Honduras y Nicaragua fueron los países que más desaceleración experimentaron.