•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Productores de café del municipio de San José de los Remates, Boaco, precisan que el 60% de los caminos productivos se encuentran deteriorados, debido a las fuertes lluvias que han caído en el último mes en esa zona central del país. 

El productor de café Fabricio Cajina Loáisiga, dijo que “por lo menos el 60 por ciento de los caminos cafetaleros están deteriorados por la llovedera, desde julio y agosto, hablamos de unos 60 kilómetros de rutas productivas”. 

“Este año, el patrón de lluvia ha sido fuerte, lo que provoca un lavado y escorrentías sobre los caminos. Las características del invierno este año han sido bastante anormales, porque están cayendo lluvias concentradas, con altas precipitaciones, en poco tiempo”, explicó.

Cajina comentó que el mal estado de los caminos encarece la salida de la producción de café, debido a que los camiones consumen más combustible y eso afecta económicamente a los productores.

“Toda la carretera que va de San José de los Remates hacia Boaco, que es la zona productiva del departamento de donde sale todo el café, está bien dañada por las lluvias”, insistió. 

Algunos de los puntos afectados son: Las Mercedes, en Santa Lucía; El Bejuco; y Cumaica Sur y Cumaica Norte, en San José de los Remates.

En la parte que corresponde a los municipios de Boaco y Santa Lucía, se hizo un bacheo en los primeros 12 kilómetros,  pero después los caminos están bien dañados, expuso el productor.

El cafetalero Ronaldo Oporta también manifestó que los caminos de La Florida, San José de los Remates, siempre se mantienen en mal estado y es un tema que plantean todos los años.

“Los malos caminos deterioran los vehículos y es peligroso transitar con camiones llenos de cortadores porque puede ocurrir un accidente, hay muchas razones por las que se deben arreglar esos caminos de penetración, unos dos meses antes, pero el otro problema es que las lluvias no han dejado trabajar en los que se están reparando”, expuso Oporta.

La alcaldesa de San José de los Remates, Amparo Treminio, dijo que han tratado de mantener los caminos con mano de obra local, pero con el temporal lluvioso que ha sido fuerte los caminos se han dañado. 

“Nosotros le hemos dado buen mantenimiento a los caminos, pero con estas lluvias tapamos un hoyo y se nos destapan dos, en la zona húmeda es donde más llueve”, aseguró.

Inversión

Los caminos a los que se les ha dado mantenimiento suman 42 kilómetros y comprenden Nacascolo, La Majada, Malacatoya, San José, los tramos de El Chilamatillo y El Balsamito, así como reparaciones de rampas en zonas rurales, con un monto superior a los cinco millones de córdobas.