• |
  • |
  • END

TEGUCIGALPA / Agencias

La negociación entre Centroamérica y la Unión Europea (UE) del Acuerdo de Asociación, iniciadas en octubre del 2007, fueron suspendidas este miércoles, después que Nicaragua se retiró tras serle rechazada la cifra propuesta por la delegación de este país para la formación de un fondo destinados a reducir las asimetrías entre las dos regiones, informó un portavoz oficial.

“Por ahora las negociaciones están suspendidas, pero se está definiendo eso en una reunión entre los demás países y la Unión Europea”, afirmó a la AFP la asesora de Cooperación de la UE en Honduras, Melba Hernández.

Según el Consejo Empresarial Centroamericano (CECA), el gobierno de Nicaragua solicitó una “moratoria de seis meses en la negociación” de este acuerdo, que además del aspecto comercial, también incluye un capítulo político y otro de cooperación.

El fondo solicitado por Nicaragua, de acuerdo a fuentes extraoficiales se ubicaba entre 30 y 40 mil millones de euros, lo que fue considerado como una partida exorbitante por la parte europea.

El retiro de Nicaragua fue formalizado mediante una carta al resto de los países de la región, cuyo contenido aún no ha trascendido en esta ciudad capital de Honduras, entre tanto los negociadores de Guatemala, Honduras, El Salvador y Costa Rica se mantenían desde las 11:15 a.m. en una reunión en el Salón Real IV del Hotel Intercontinental.

Poco antes de expresar su posición los europeos, el resto de Centroamérica también le dijo a los negociadores nicaragüenses que no apoyaban esa cifra, pero según el negociador costarricense, Roberto Echandi, ya los habían convencido de que presentaran un documento preliminar de trabajo y que la cifra la analizaran a mediados de abril los ministros de Hacienda de Centroamérica.

Los nicaragüenses no han aparecido durante la mañana y en el Hotel Clarion donde estaban hospedados se informó que, al parecer, ya se habían ido todos. Para la noche de ayer se esperaba la llegada del jefe negociador europeo, Stéfano Sannino.

Solicitud de recursos suficientes

Entretanto, Róger Barrantes, representante de la sociedad civil de Nicaragua, expresó que la información fue brindada por el negociador de Nicaragua, Bernando González, por medio de una nota presentada a la vocería hondureña, en la que se hacía constar que su país se retira de esta negociación por el esquema de las negociaciones.

“No puede ser que Centroamérica siga las negociaciones con Europa en formato normal, cuando existe una crisis en donde la Unión Europea y los países industrializados destinan grandes cantidades de recursos para poder salvar sus empresas y compañías trasnacionales”, dijo.

Según Barrantes, Nicaragua y Centroamérica requieren de un fondo económico, porque no se puede solventar el problema de las asimetrías y ser competitivos de frente a la Unión Europea (UE) si no se dispone de los recursos necesarios para mejorar la producción y la productividad.

La base fundamental del acuerdo de asociación parte de que se creará un fondo para asistir a los países menos desarrollados.

Barrantes, manifestó que la UE debe ser consecuente con el mandato brindado por el Parlamento de que la negociación debe ser de región a región. “No puede ser posible que aplique la lógica de que se excluirá a países que estén en desacuerdo con posiciones impuestas” y lamentó que se está imponiendo el esquema que no reconoce las asimetrías.