•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Son muchos los esfuerzos, especialmente financieros, los que una persona invierte para obtener su auto. Para algunos se trata de completar una meta de su vida, ya que un carro les va a dar el alivio que necesitan para hacer sus diligencias con tranquilidad, y para otros representa un sueño logrado. Sea cual sea la motivación, lo cierto es que este propósito se completa al adquirir un seguro para tu auto. 

Hoy en día, el bienestar económico es lo más importante y contar con un seguro de auto brinda la tranquilidad de saber que alguien —en este caso, la compañía— responderá por los daños ocasionados a tu vehículo, así como la responsabilidad del conductor o del propietario del vehículo asegurado, frente a eventuales lesiones, muertes a personas y daños a la propiedad de terceros debido a accidentes de tránsito, según explica Liumba García, jefa de ejecutivas de ventas de Iniser. De esta forma, parte de tu inversión patrimonial estará respaldada ante un eventual siniestro.

Un seguro de auto es un seguro de riesgos nombrados, en el que la compañía se compromete a indemnizar por los daños ocasionados al vehículo asegurado a consecuencia de los riesgos descritos en las condiciones particulares de la póliza. A su vez, el asegurado se compromete a pagar un valor llamado prima, con el fin de garantizar cobertura. 

De acuerdo con García, al contar con un seguro automotriz en Iniser, las ventajas que obtiene el afiliado a la compañía son: asistencia las 24 horas y los 365 días del año (al número de asistencia 1800-7272); amplia red de talleres autorizados, facilidades de formas de pago, respaldo de tu crédito; y ajustadores con sólida preparación técnica profesional y mayor experiencia en el mercado. 

Las principales coberturas a las que atiende Iniser son: cobertura de daños materiales, robo total, responsabilidad civil por daños a bienes de terceros, responsabilidad civil por muerte y lesiones a terceras personas; cobertura de gastos médicos para los ocupantes, y responsabilidad civil del conductor por muerte de los ocupantes. 

Ahora bien, “la cobertura de daños materiales, además de amparar las pérdidas materiales que sufra el vehículo ocasionados por colisiones y vuelcos, cubre la rotura de cristales, incendio y explosión, delitos contra el orden público y daños maliciosos, catástrofes y riesgos de la naturaleza”, detalló García.

Una de las preguntas más frecuentes que tienen los clientes al momento de adquirir su seguro es que si, por ejemplo, al momento de reparar o indemnizar los daños accidentales, ¿la póliza puede cubrir a un tercer vehículo? Según la ejecutiva de ventas, si y solo si el conductor del vehículo asegurado es declarado culpable del accidente y en este caso exista más de un vehículo perjudicado. Con esto, se debe tomar en cuenta que el límite máximo que indemnizará la compañía es la suma asegurada contratada por el asegurado en la cobertura de responsabilidad civil. 

Requisitos

Si una persona está interesada en asegurar su auto, en las oficinas de Iniser los requisitos que se le pedirán al usuario serán los siguientes: presentar el vehículo a inspección en cualquier sucursal de Iniser, mostrar tarjeta de circulación, cédula de identidad conforme circulación y, en caso que la circulación esté a nombre de otra persona, presentar carta de compra venta; y por último, firmar solicitud de aseguramiento brindada por Iniser. 

Usualmente, quienes contratan las pólizas del seguro son los dueños y/o propietarios de los vehículos, pero existen numerables casos en los que el contratante y/o responsable de pago de esta póliza sea un tercero con un interés común asegurable.

Robo total

En caso de robo total del vehículo, ¿cómo opera mi seguro? Como su propio nombre indica, la cobertura se activa en caso de que te roben el vehículo, manifiesta García: “no todos los robos son iguales. Para empezar, se debe distinguir entre robo y hurto. Lo que diferencia ambos conceptos es el uso de la fuerza o la violencia”. En caso de robo, se reconoce el uso de la fuerza, que no estará presente en el hurto. Para que la compañía considere el vehículo robado tiene que pasar algún tiempo, dando chance que la Policía de tránsito realice las averiguaciones correspondientes; si transcurrido el tiempo de 60 días y este aún no aparece, la compañía podrá declarar el robo y el asegurado podrá cobrar la indemnización.