•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dieciséis cooperativas y la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN) solicitaron al Gobierno que se exceptúe este año el pago del impuesto de US$2 por quintal de café exportado que pagan los productores del país, para el Fondo Nacional para el Desarrollo y la Transformación de la Caficultura.

Las cooperativas de productores de café y la ANCN argumentaron que ha habido un incremento constante de la estructura de los costos de producción del rojito, una caída de los precios internacionales y que además hay una “inoperancia” de la Comisión Nacional de la Transformación y Desarrollo de la Caficultura (Conatradec).

Por medio del “Pronunciamiento del Gremio Cafetalero de Nicaragua”, las cooperativas también solicitaron la “construcción e instalación inmediata” del laboratorio de suelos para el café; la concertación “a lo inmediato” de una comisión con todos los representantes gremiales de los departamentos cafetaleros de Nicaragua para discutir y analizar la viabilidad de la Ley 948 y el futuro de la Conatradec; un informe financiero del fondo de fideicomiso; discutir y analizar la calidad de los insumos agrícolas con las instancias correspondientes; reparar la red vial de los departamentos cafetaleros y garantizar la presencia y asistencia de los delegados departamentales en las fincas cafetaleras.

Recordaron que el objetivo del Plan Nacional de Transformación y Desarrollo de la Caficultura (PNTDC), para lo cual se creó la Conatradec y el fondo, es transformar al sector cafetalero del país mediante un programa de créditos, asistencia técnica, inversión en infraestructura, incorporación de tecnologías, entre otros aspectos, pero ya han pasado cuatro ciclos, desde el 2013-2014 y aún no se echa a andar ese plan.

José Ángel Buitrago, representante de los exportadores del país y miembro de la Conatradec, admitió que el pronunciamiento de las cooperativas y de la ANCN “es válido”, porque “ya tenemos casi cuatro años de estar tratando de hacer que el programa de la caficultura marche”.

Buitrago dijo que el aporte de US$2 que tienen que asumir los productores por quintal de café exportado es regulado por la Ley y que los exportadores, al comprarles el café, lo tienen que retener. 

“Yo creo que lo que hay que hacer es echar a andar todos los procedimientos y la ejecución del plan nacional de transformación de la caficultura nicaragüense, que hasta el momento no se ha hecho”, opinó Buitrago.

Situación “grave”

Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) y miembro de la Conatradec, calificó como “grave” la situación del sector.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus