•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuba logró este año por primera vez cumplir con su objetivo de captar más de US$2,000 millones  de inversión foránea, necesarios para sostener sus reformas económicas, con la aprobación de 30 nuevos proyectos, afirmó ayer el ministro cubano de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca.

Ocho de esos proyectos se desarrollarán en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel (ZEDM), uno de los proyectos estrella del gobierno cubano para captar capital foráneo, indicó Malmierca en la “Feria Internacional de La Habana, FIHAV 2017”, una de las mayores bolsas comerciales del Caribe.

De esos 30 proyectos, aprobados entre enero y octubre de este año, once corresponden a firmas de capital 100% extranjero, nueve a contratos de administración, cinco a empresas mixtas y cinco a acuerdos de asociación económica internacional.

En estos momentos, se encuentran además en fase de negociación 80 proyectos con “posibilidades reales de concretarse”, de los que quince están en “fase muy avanzada y probablemente autorizarán antes de fin de año”, avanzó el ministro.

Esos quince proyectos acumulan un monto de capital superior a los US$1,000 millones, con lo que la isla cerraría un 2017 con cifras récord de inversión extranjera, uno de los pilares de las reformas para actualizar el modelo socialista.

“Además, este año se ha aprobado ocho prórrogas y reinversiones con un monto total comprometido de US$79 millones”, indicó.

Nueva cartera de negocios

Malmierca presentó ayer en FIHAV la nueva versión de la cartera de negocios para capital foráneo, lanzada por primera vez en 2014, y que este año incluye 156 proyectos nuevos que suman más de US$3,000 millones.

Ante empresarios de más de 70 países, el ministro destacó que Cuba ofrece a posibles inversores “un cuerpo legal seguro y transparente” y “acceso a un mercado en expansión”, aunque reconoció que todavía se producen “dilaciones” a las negociaciones de proyectos empresariales y “demoras” en los trámites.

La cuarta versión de esta cartera consta en total de 456 proyectos por un monto superior a los US$10,700 millones, entre la que se integran por primera vez negocios en el sector cultural, en lo audiovisual -incluyendo una plataforma nacional de televisión de pago- y en el ámbito de los seguros.

En total, son 50 los proyectos que se proponen en la nueva cartera para la ZEDM, un moderno centro empresarial y puerto mercante todavía en construcción que pretende atraer a empresas extranjeras bajo condiciones fiscales y laborales ventajosas.

El turismo es el segmento que acapara más proyectos, más de 150, principalmente para la construcción y comercialización de nuevos hoteles, pero también para la administración de marinas, para la construcción de un parque acuático en La Habana o para establecer un club ecuestre y la red de clubes de pesca.

Ante la caída de los ingresos por la venta de servicios profesionales -principalmente el envío de profesionales de la salud a Venezuela o Brasil-, el turismo se ha convertido en una de las fuentes más estables de entrada de divisas para la isla, que este año espera alcanzar el récord de 4.7 millones de visitantes.

Otros de los sectores prioritarios para Cuba son el alimentario, ya que la isla gasta más de 2,000 millones de dólares en importar comida y el energético, sobre todo en renovables, porque ofrece proyectos para la creación de un parque eólico en Manatí, un parque solar fotovoltaico y 11 plantas bioeléctricas que funcionarían principalmente con los residuos de la caña de azúcar.