•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) solicitará al Gobierno que active con urgencia un plan de contingencia para subsanar las fallas que se están dando en el sistema informático de las aduanas de Nicaragua.

José Adán Aguerri, presidente del Cosep, informó ayer que desde hace unos días se están presentando fallas en el sistema de las aduanas de Nicaragua y señaló que “no se pueden hacer liquidaciones, pagar en línea, ni enviar contenedores de zona franca en tránsito a puerto”.

“En otras palabras, se nos están incrementando la acumulación de procesos detenidos por la parte del sistema de Aduanas”, manifestó Aguerri.
Dean García, director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección (Anitec), dijo que “esta situación se está presentando desde hace dos semanas”.

“Como todo lo tenemos informatizado, (la declaración de aduana, el tránsito de los embarques…) si no hay sistema, no se puede operar ninguna transacción”, explicó García.

Señaló que si un contenedor con mercancías se atrasa por no poder hacer las gestiones correspondientes puede perder el barco de carga internacional, lo que implica un incumplimiento de contrato con los clientes (en otro país).

Además, explicó que el dueño de la mercancía, al darse ese problema, tiene que pagar multas por la retención de los contenedores. “Esos contenedores no son nuestros. Las agencias navieras nos lo alquilan bajo un precepto de que se usará durante tantos días, pero al pasarse del tiempo estipulado, se tiene que multar porque ya no lo pueden alquilar a otro cliente”, indicó el director ejecutivo de Anitec.

García enfatizó en que las exportaciones del país son las que se están viendo afectadas porque no están siendo despachadas porque el sistema informático está funcionando de forma intermitente.

Plan de contingencia

Aguerri expresó que el Cosep está preparando una carta para pedir al Gobierno de Nicaragua que “se active con urgencia el plan de contingencia que existe cuando se caen los sistemas de aduana, para que no se detenga la operatividad comercial, de exportación e importación de este país”.

García explicó que el plan de contingencia consiste en hacer las gestiones manualmente, para no atrasar los embarques, mientras se resuelve el sistema informático.

El líder del sector empresarial, Aguerri, no especificó a cuánto podrían ascender los costos económicos por esos contratiempos.

En tanto, Dean García, de Anitec, aseveró que un exportador podría incurrir en costos que oscilen entre US$1,200 y US$1,500 por contenedor.