•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) José Adán Aguerri dijo ayer que existen inconsistencias en el informe Doing Business, del Banco Mundial, el cual señala que Nicaragua retrocedió en el ranking de los países en cuanto a las facilidades para hacer negocios.

Según el Doing Business, Nicaragua actualmente ocupa el lugar 131 en el ranking, mientras que en el anterior ocupaba el lugar 127.

Aguerri aseveró que desde hace dos años le han señalado al Banco Mundial que hay una serie de inconsistencias en ese informe. Indicó que lo primero tiene que ver con el tamaño de la economía. “Eso hace que nosotros no podamos mejorar, simplemente porque tenemos un tamaño más pequeño que el resto de las economías. El tema mismo, de acuerdo con lo que ellos mismos plantean, de que el informe mide la inversión doméstica y no la extranjera. (Así mismo) quiénes son las personas que están contestando (a las preguntas que originan) este informe”, explicó José Adán Aguerri.

Mejora en otros informes

Aguerri argumentó que Nicaragua ha mejorado en otros informes, como el de competitividad del Foro Económico Mundial, en el que se ha avanzado 15 espacios. Además, dijo que “el mejor indicador para nosotros es el de la propia inversión, y esa ha venido creciendo, de manera que Nicaragua sigue siendo el segundo país en atracción de inversiones de Centroamérica”. 

Rodrigo Pereira, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción (CNC), dijo que las personas que llenan las encuestas del Doing Business no conocen el área de la construcción.

Pereira dijo que, contrario a lo que refleja el Doing Business, Nicaragua sobresalió entre los primeros cinco países en crecimiento en construcción durante una reunión de los presidentes de Cámaras de la Construcción de América Latina y el Caribe, que se realizó recientemente en Argentina.

El presidente de la CNC advirtió que los inversionistas podrían desistir de venir a invertir al país al ver ese informe, y según él en Nicaragua más bien se han reducido los tiempos de los permisos de construcción.