•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó ayer un 0.34% y cerró en US$55.14 el barril, arrastrado por segundo día consecutivo por el aumento de las reservas semanales de crudo en Estados Unidos.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en diciembre, los de más próximo vencimiento, bajaron US$0.19 respecto al cierre anterior.

Los analistas coincidieron en atribuir este nuevo descenso del precio del llamado “oro negro” al aumento inesperado de las reservas semanales de crudo que dio a conocer este miércoles el Departamento de Energía.

Los inversores siguen preocupados por la posibilidad de que este aumento de las reservas sea utilizado por la OPEP y otros países productores, para no extender los recortes de producción en la reunión que celebrarán a final de mes.

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en diciembre bajaron casi 3 centavos hasta US$1.71 el galón, y los de gas natural para entrega en ese mismo mes bajaron también 3 centavos hasta US$3.05  por cada mil pies cúbicos. 

El Brent baja 

Mientras en Londres, el barril de petróleo Brent para entrega en enero cerró ayer en el mercado de futuros de Londres en US$61.36, un 0.74% menos que al término de la sesión anterior.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la sesión en el International Exchange Futures con un descenso de US$0.46  respecto a la última negociación, cuando acabó en US$61.82.

El precio del Brent cayó por quinta jornada consecutiva, afectado por la preocupación en el mercado sobre una posible ralentización de la demanda global, según los analistas.

El aumento de 1.9 millones de barriles de las reservas estadounidenses la semana pasada, cuando los expertos anticipaban un descenso de 2.4 millones de barriles, continuó lastrando asimismo el precio del crudo.