•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua es el tercer país de Centroamérica con la deuda pública más alta, al sacar la relación del monto endeudado (US$6,207.1 millones, hasta el primer semestre de este año) con el producto interno bruto (US$ 13,230.1 millones). Así, la proporción equivale a 46.9%.

De acuerdo con la Estrategia Nacional de Endeudamiento Público, correspondiente al periodo 2013-2016, publicada en La Gaceta en marzo de 2016, la deuda pública externa se considera sostenible si se mantienen los pasivos  entre el 40% y 50% del PIB.

Las deudas más bajas de la región son las de  Guatemala, con 26.7% de deuda en relación con el PIB; Panamá, con 41.5%; y Honduras, con 42.8%, según el Consejo Monetario Centroamericano.  
Mientras tanto, El Salvador y Costa Rica registran las deudas más altas de Centroamérica, con endeudamiento público que sobrepasa la mitad de su PIB: 66.7% y 64.8%, respectivamente.


DEUDA TOTAL

La deuda pública en Centroamérica totalizó US$111,694.2 millones en el primer semestre del año. 
La deuda de Costa Rica ascendió a US$36,164.3 millones (32.7% del total de Centroamérica); la de Panamá, a US$22,913 millones; y la de Guatemala, a US$18,326 millones (16.4%).
Mientras tanto, El Salvador tiene pasivos públicos por un valor de US$17,876.3 millones, seguido por Honduras con US$10,207.5 millones.

Nicaragua, con la deuda pública más baja de la región, de US$6,207.1 millones, representa el 5.55% del total centroamericano.
La deuda pública es  “la acumulación pendiente de pasivos reconocidos por el Gobierno a favor del resto de la economía y el mundo, generados por operaciones del Gobierno y que habrán de extinguirse, según un plan, mediante operaciones futuras, o constituir deuda perpetua”, precisa el Consejo Monetario Centroamericano. 
Las instituciones pueden endeudarse a nivel interno o externo.
La emisión de letras y bonos es un ejemplo de deuda pública. En el caso de Nicaragua, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP) y el Banco Central de Nicaragua (BCN) emiten esta clase de documentos  con el objetivo de captar fondos de parte de otros agentes económicos que operan dentro de la economía, dándoles la garantía a estos últimos de que en un determinado plazo les devolverá su dinero más los intereses.

INCREMENTOS

Por otra parte, Nicaragua es el segundo país con un menor crecimiento de su deuda pública total en el primer semestre de este año, en comparación con el mismo periodo de 2016. El incremento fue de 4.8%. 
En Costa Rica, la deuda creció por tres puntos porcentuales, registrando un crecimiento de 4.5%. La deuda pública salvadoreña y panameña creció 5.8%.
Honduras y Guatemala, aunque tienen las proporciones de deuda sobre el PIB más bajas de la región, registraron en términos interanuales crecimientos de 10.5% y 9.7% en el primer semestre del año. 

En el caso de Honduras pasó de US$9,235.5 millones en el primer semestre de 2016 a US$10,207.5 millones, en el mismo periodo de este año; mientras que en El Salvador, la deuda se desplazó de US$16,711.4 millones a US$18,326 millones.
En cuatro de los seis países, la deuda pública externa crece a mayor ritmo que la interna. Solo en Guatemala y Costa Rica, el comportamiento es a lo inverso. La deuda de estos últimos está compuesta mayoritariamente por deuda interna.