•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) proyecta que, al término de 2017, las exportaciones crecerán 9%, sin embargo, bajarían el ritmo de crecimiento en 2018 al solo crecer 4%, debido a una disminución en las ventas al exterior de zona franca.

Así lo expuso el director ejecutivo del Funides, Juan Sebastián Chamorro, durante la presentación del Tercer Informe de Coyuntura Económica 2017. La sorpresa entre el segundo informe de coyuntura y el presentado ayer es el repunte de las exportaciones debido a las buenas condiciones climáticas.

“Hubo un incremento del 10% en algunos rubros, aunque hay que señalar que las exportaciones de zona franca, los arneses en particular y algunos textiles, están mostrando algunas caídas, pero en general hay una situación económica similar al año pasado”, explicó.

Chamorro proyectó que para el próximo año el crecimiento agroexportador no se mantendrá en altas tasas, pero sí es un elemento positivo a considerar en este 2017. Las exportaciones de bienes y servicios crecieron 9.1% y 9.6 en el primer y segundo trimestre de 2017.

“La proyección de Funides para 2017 se basa en la aceleración que se observa en las exportaciones de mercancías, a pesar de la caída en las exportaciones de zonas francas, que no ha sido tan drástica como se esperaba; y un crecimiento en las exportaciones de servicios”, señala.

Entre el período enero–agosto, las empresas de zona franca registraron exportaciones por US$1,756.7 millones, lo que representó una contracción de 0.4% con relación a 2016, expuso el director ejecutivo de Funides.

Basado en el crecimiento del año en los rubros azúcar y carne, Funides proyecta que la manufactura crecerá 4.3% y 4.5% en el tercer y cuarto trimestre de 2017. Para 2018 se proyecta que el crecimiento de la industria sea cercano al 4.2%.

El centro de pensamiento también estima que para el año 2017 la economía cerrará con una tasa de crecimiento del 4.8%, mientras que para 2018 se proyecta un crecimiento económico de 4.7%. Además prevé un modesto crecimiento de las inversiones. 

El crecimiento observado del comercio en el segundo trimestre de 2017 fue de 3.7% y Funides estima que este sector, el segundo de mayor peso relativo en el PIB de Nicaragua, crezca 3.7% en 2017, menor al crecimiento de 2016, que fue de 5.8%

Sobre el crecimiento de la inversión privada, Funides estima que en 2017 alcance 3.8%, que es menor a lo proyectado en el Segundo Informe de Coyuntura de 2017. “Se espera que las inversiones comiencen a repuntar a partir del tercer trimestre de 2018 (4%)”. 

De acuerdo a estadísticas del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), entre enero y octubre de 2017, las exportaciones en volumen de mercancías tuvieron un incremento de 20.4% en comparación con el mismo período del año anterior.

De los principales 10 productos de exportación, el azúcar (33.6%), frijol (25.0%) y camarón de cultivo (24.7%) fueron los que presentaron mayores tasas de crecimiento en el período antes mencionado, mientras que oro (-8.9%) y tabaco en rama (-0.2%) mostraron contracción. 

Remesas

Las remesas en el transcurso del año han aumentado y, al llegar a septiembre, mostraron un crecimiento de 10.6%, por encima del promedio reciente. Dicho incremento está generando un efecto positivo en el consumo en los últimos meses del año.

“Las remesas continúan acelerándose, efecto que se aprecia en toda la región centroamericana. A septiembre de 2017, las remesas alcanzaron un monto de US$1,020 millones, representando un crecimiento de 10.6% en comparación al mismo período de 2016”, reza el informe de coyuntura.

Oportunidad para generar y vender energía

El Funides también se refirió, en su informe, a la formulación de una normativa técnica que regule la generación distribuida  en Nicaragua y destacó que es una oportunidad, pues con esta figura los usuarios y consumidores de energía podrán intervenir en el mercado.

La generación distribuida consiste en que personas, tanto naturales como jurídicas, puedan instalar en sus propiedades generadores de energía con el fin de conectarse a la red, utilizar la energía que producen para autoconsumo y poder inyectar a la red nacional energía excedente, explicó el Funides.

“La generación distribuida al democratizar la generación en muchos generadores pequeños y medianos podría representar un acercamiento entre oferta y demanda más eficiente, incidiendo en un plan de expansión nacional más eficiente”, consideró Funides.

La institución recomendó que en la elaboración de la nueva normativa se recojan las mejores prácticas de la experiencia latinoamericana y mundial, a la vez que se eviten errores “ya conocidos” que han generado desincentivos a la inversión.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus