•  |
  •  |
  • END

Las actividades comerciales en varios mercados de la capital se encuentran deprimidas por la difícil crisis económica que afecta el bolsillo de las familias nicaragüenses, llevando a los compradores a adquirir únicamente los productos de consumo necesario y dejar a un lado los antojitos de la época.

A pesar de que los precios de los ingredientes para el famoso almíbar tan característico de la Semana Santa, no han registrado aumentos significativos, las personas que asisten a los populosos centros de compras sondean los precios de varios productos en diferentes puestos de venta, pero se deciden por comprar lo que realmente consideran indispensable.

“La gente viene, pregunta por aquí y por allá, pero siempre llevan lo mismo; arroz, frijoles, azúcar y aceite. Después de asegurarse de llevar lo de la comida de todos los días, ven si les queda algo para darse algún gusto”, comenta la comerciante Glenda Cisneros, quien espera que las ventas mejoren en los próximos días.

Los vendedores indican que el año pasado, para estos dos primeros días de la Semana Mayor, las ventas estuvieron mejores, pero reconocen que la actual situación monetaria de la población del país, impide a los compradores adquirir productos que ya se han convertido en una costumbre en la cocina popular.

“Yo por lo menos vine a comprar unas verduras para hacer una sopa, aunque la yuca y los quequisques están caros…, ni modo voy a llevar menos cosas porque los reales no alcanzan”, expresó Lucía Soto, mientras realizaba sus compras en el mercado Roberto Huembes.

Para otras personas, en este tiempo es “sagrado” comerse unas sardinas, disfrutar de un arroz con pescado seco o deleitarse con una sopa de queso.

“Es cierto que estamos palmados, pero buscamos la forma de comprar las cosas para preparar aunque sea alguno de los platillos tradicionales de estos tiempos, si no, no es Semana Santa”, indicó la pobladora Bertha Lozano.

Por ahora los comerciantes se muestran decepcionados por las bajas ventas, pero guardan la esperanza de que la situación mejore a medida que pasan los días.

Así están los precios

Las papayas con un valor de 20 córdobas, las groceas a 10 córdobas la bolsa, los jocotes a 10 ó 15 la bolsa de 30 unidades y el atado de dulce a 30 córdobas; son parte de los precios de los ingredientes más buscados por la población a la hora de hacer el dulce de almíbar.

Otros productos apetecidos en este verano son las sandías que presentan precios variados entre 20 y 100 córdobas dependiendo del tamaño de la fruta y los mangos cotizados en 10 córdobas la docena.

Para preparar el famoso arroz con pescado seco, los compradores se tendrán que alistar los 90 córdobas que cuesta la libra de Gaspar más el arroz que se encuentra a 9.50 córdobas la libra.