•  |
  •  |
  • END

El Banco Interamericano de Desarrollo, BID, se encuentra listo para iniciar los desembolsos correspondientes a un préstamo, que será dirigido a la entrega de los bonos productivos alimentarios a 16 mil familias rurales del interior del país, siempre y cuando se cumplan con los criterios de selección de los beneficiarios.

Para la elección de las personas favorecidas con el bono, se realizará un barrido geográfico en los municipios de los departamentos de Matagalpa y Jinotega, en el que se resaltarán aspectos significativos, tales como el tamaño de la propiedad y el nivel de ingreso de los aplicantes.

Este mecanismo de selección de familias beneficiadas y de canalización de los recursos es una de las condiciones previas impuestas por el BID, para iniciar los desembolsos del préstamo, del que aún no se conoce monto específico.

Otro de los requisitos señalados por el BID para desembolsar el dinero, es que el Programa de Apoyo cumpla al 100% con las normas y procedimientos de su política de adquisiciones.

También es de suma importancia que la lista de beneficiados sea pública, lo que posibilitará ejercer una auditoría social sobre el uso de los recursos y asegurar la transparencia en la ejecución del programa.

Bono y capacitación

El bono que es parte del Programa de Apoyo Productivo Agroalimentario, impulsado por el Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, contempla brindar asistencia financiera a los productores que reúnan los criterios para acceder a la compra de bienes o servicios para la producción agrícola.

De igual forma, se implementará la capacitación en temas financieros y de mercados, con el objetivo de crear conciencia y debatir sobre el desarrollo del programa, así como fortalecer la asociatividad entre los participantes.

El programa, que tiene una duración de cinco años, prevé beneficiar en ese lapso a 75 mil familias, a las que se les prometió entregar una vaca y una cerda preñadas, 10 gallinas y un gallo, con alimentos para seis meses, plantas forrajeras y frutales, además de semillas de hortalizas.

Según estimaciones del Magfor, cada paquete está valorado en 30 mil córdobas, para lo que este año el gobierno tiene asegurado un financiamiento de 502 millones de córdobas, de fondos del Tesoro y BID, entre otras fuentes, para la ejecución del programa.