•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El futuro del cacao de Centroamérica podría estar marcado por el cambio climático que podría presentarse con altas temperaturas, abundantes o escasas lluvias, ciclones tropicales, coinciden representantes de organizaciones que participan en el Seminario Internacional de Cacao Climáticamente Inteligente que inició ayer y concluye hoy en Managua.  

Las altas temperaturas podrían tener impacto sobre la calidad del grano, surgimiento de plagas, enfermedades y otros factores que podrían resultar perjudiciales para este cultivo, fueron ideas expuestas ayer por los participantes.

Por esta razón es fundamental empezar a cambiar el sistema de producción de cacao que se está implementando actualmente en los países de la región, manifestó Jennifer Wiegel, coordinadora regional para Centroamérica del Centro Internacional de Agricultora Tropical (CIAT). 

“Por ejemplo, si hoy no tenemos sombra, hay que buscarla; si no estamos tomando medidas para evitar el lavado del suelo cuando hay lluvia fuerte, tenemos que pensar en eso; si estamos utilizando una variedad que no aguanta mucha agua o no aguanta mucha sequía, tal vez tenemos que cambiarla; y si estamos en una zona donde no hay suficiente agua para cultivar el cacao, entonces tenemos que pensar en el riego. Debemos repensar no en dejar de producir cacao, sino en repensar cómo estamos produciendo”, dijo.    

Programa

Ethan Budiansky, director de Medio Ambiente de la Fundación Mundial del Cacao, quien se encuentra en el país participando en el evento, aseguró que ejecutan el programa de Cacao Climáticamente Inteligente, el cual tiene como propósito estimular el incremento de las inversiones del sector privado en apoyo a la agricultura adaptada al clima entre pequeños cacaoteros. 

El programa se desarrollará entre 2016 y 2020 en varios países del mundo, entre ellos Nicaragua, Honduras, El Salvador y República Dominicana, donde trabajan con muchos socios y compañías que están comprometidas con la causa.   

“En alianza con Rikolto, Ecom Agrotrade, Lutheran World Relief, Catholic Relief Services y CIAT, el programa está desarrollando predicciones mejoradas, productos de conocimiento concretos y panoramas del paisaje que apoyan el desarrollo de estrategias colaborativas, el aprendizaje precompetitivo y la iniciación piloto”, expresó  Budiansky.

Karen Janssens, directora de Rikolto en Centroamérica, manifestó que en la región hay un gran potencial para la producción de cacao y un evidente interés de los empresarios por invertir en el sector. “El cacao es un rubro que desarrolla la economía de un país y mejora las condiciones de vida de los pequeños productores. En el mercado global la demanda está creciendo más que la oferta, entonces ahí hay una gran oportunidad”, dijo. 

Janssen señaló que el cacao nicaragüense está cultivado bajo un sistema mayoritariamente agroforestal, de ahí la importancia de impulsar una cacao cultura con mayor resiliencia-adaptación al cambio climático. “A través de este seminario pretendemos buscar soluciones conjuntas al problema para minimizar los efectos y garantizar la sostenibilidad del sector cacaotero en la región”, apuntó la directora de Rikolto. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus