•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La cartera hipotecaria de Nicaragua ascenderá alrededor de US$700 millones este año, según el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri.

El líder del sector empresarial del país señaló ayer, que la cartera hipotecaria pasó de “trecientos y pico de millones de dólares a US$647 millones” entre el 2009 y el 2016.

Aguerri explicó que en el 2016 la cartera hipotecaria alcanzó los US$647 millones, creciendo 12% en relación con la de 2015, y 97%, con respecto a 2008.

Adjudicó ese logro al trabajo que ha venido haciendo el sector privado del país en el sector de la vivienda, desde el 2009, cuando se aprobó la Ley 677 (Ley Especial para el Fomento de la Construcción de Vivienda y de Acceso a la Vivienda de Interés Social).

“Destacamos aquí que el 50% del saldo de estos US$700 millones, prácticamente US$350 millones son recursos que se han utilizado para financiar viviendas de interés social. En el año 2009 no existían las viviendas de interés social”, destacó el presidente del Cosep.

Reto

Pese a los logros que mencionó el representante del sector privado nicaragüense, admitió que hay familias que por estar en la informalidad no pueden tener acceso a financiamiento de la banca privada para adquirir una vivienda.

Para superar esa dificultad, Aguerri informó, ayer, que la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur) contrató  a una empresa especialista en “fondos de hipotecas aseguradas”. 

Expuso que ese instrumento permite poder darles financiamiento para viviendas, a personas que no están dentro de la “economía formal”.

“Esto (fondos de hipotecas aseguradas) permite, por ejemplo, que si hay una persona, que tiene condiciones económicas, pero que no trabaja para una empresa y no está en nómina, y no está inscrita en el INSS (Instituto Nicaragüense de Seguridad Social), pero tiene este soporte, de esta hipoteca detrás, entonces le permite a esta persona poder hacerlo (conseguir el crédito)”, mencionó Aguerri.

El líder empresarial recordó que el instrumento es importante para Nicaragua, dado que es un país que tiene una economía mayoritariamente informal.