•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El grupo de telecomunicaciones AT&T anunció hoy una paga especial de 1.000 dólares a todos sus empleados y una inversión adicional de 1.000 millones de dólares como reacción a la reforma fiscal que fue aprobada hoy por el Congreso de EE.UU.

La firma, que mantiene un pulso con la Administración de Donald Trump por las reservas oficiales a la fusión anunciada con el grupo Time Warner, hizo el anuncio poco después de que la reforma tributaria recibiera la luz verde final del poder legislativo.

El comunicado que da cuenta de esta decisión sostiene que la legislación aprobada por el Congreso representa "la primera reforma fiscal integral en una generación".

Una vez sea firmada la ley por el presidente Trump, AT&T tiene intención de invertir 1.000 millones de dólares adicionales el año próximo "y pagar un bono especial de 1.000 dólares a más de 200.000 empleados" de la compañía, dice la nota.

Y si Trump firma el documento antes de Navidades, "los empleados recibirán el bono en las fiestas navideñas", aclara.

Se trata de la primera reacción conocida de una gran corporación estadounidense a la decisión del Capitolio de completar hoy el proceso legislativo de la reforma fiscal, algo que está siendo recibido por ambiente festivo en la Administración Trump.

El anuncio de AT&T se produce justo un mes después de que el Gobierno interpusiera una demanda ante los tribunales para impedir la fusión entre ese grupo y Time Warner, al considerar que podría dañar a los consumidores y reducir la competencia en el sector.

El presidente de AT&T, Randall Stephenson, que llegó a decir que ese recurso judicial "desafía cualquier lógica y no tiene precedentes", aprovecha el comunicado de hoy para elogiar el paso dado por el Gobierno y los legisladores republicanos.

"El Congreso, trabajando estrechamente con el presiente, adoptó un paso monumental para conseguir que los impuestos pagados por los negocios estadounidenses estén en línea con los del resto del mundo industrializado", afirmó Stephenson.

"Esta reforma fiscal impulsará el crecimiento económico y creará empleos bien remunerados", agrega el máximo directivo de la compañía con la mayor capitalización del sector de telecomunicaciones en Estados Unidos.

También recuerda que, con esa inversión adicional, se crearán cerca de 7.000 empleos.