•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) planteó en 2017 el reto de que el PIB nicaragüense alcance un crecimiento del 8% anual, una aspiración que exige iniciar cuanto antes una transformación productiva.

“Se lograría promoviendo inversiones en sectores estratégicos que podrán convertirse en los motores de crecimiento”, dice Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides, el centro de pensamiento que cada tres meses presenta un monitoreo de la situación económica del país, con análisis de sus tendencias, y organiza foros para debatir estrategias nacionales.

¿Cómo valora el desempeño de la economía en 2017?

Estuvo marcada por dos grandes tendencias: uno, el incremento importante de las exportaciones de bienes tradicionales, en comparación a 2015 y 2016 en los que mostraron un desempeño pobre.   El incremento se explica tanto por buenos precios en algunos productos como por mayores volúmenes en otros.  El buen desempeño de las exportaciones ayudó a mantener una tasa de crecimiento que nosotros la estimamos en 4.8%. Y dos, la desaceleración del consumo de alguna manera afectó, sobre todo en la mitad del año, la venta de algunos productos de consumo masivo y durable, y ventas de electrodomésticos y vehículos. Sin embargo, la actividad se recuperó un poco en el último trimestre. El aumento de las exportaciones mejoró la balanza comercial. También, hubo una inflación relativamente controlada, aunque mostró signos de aceleración en los últimos meses. El nivel del déficit fiscal es aceptable y muy parecido al de años anteriores, pero la reducción del consumo en algunas actividades económicas llevó a la reducción de los ingresos tributarios, particularmente el IVA (Impuesto al Valor Agregado).  El déficit no se deterioró porque también se desaceleraron algunos gastos, en especial los de capital.

¿Cuáles son las proyecciones para 2018? 

Funides proyecta un crecimiento del 4.5%, un poco más bajo al de 2017. Eso dependerá de la recuperación de los patrones del consumo. En 2017 hubo un incremento elevado de las remesas, se incrementaron casi US$100 millones. En 2018 habrá elementos claves como las exportaciones, no proyectamos que crezcan tanto como crecieron en 2017, que fue de 9.5%, y para el próximo año podría ser de 5%, dependiendo de qué pasa con las exportaciones de zona franca. Textiles y confección han estado un poco desacelerados y hubo una reducción en 2017 de los arneses. Vamos a ver cómo se comportan las exportaciones en 2018.

¿Qué perspectivas ve más allá del 2018?

Creo que las tasas de crecimiento experimentadas en los últimos años, que rondan el 5%, son muy buenas. Sin embargo, preocupa la poca innovación económica necesaria para romper con ese techo que nos hemos impuesto al crecimiento. Con innovación económica, me refiero a que Nicaragua no ha diversificado de manera significativa su matriz exportadora. Dicho de otra manera, la economía nicaragüense requiere de una transformación en su estructura productiva, para poder sostener el ritmo de crecimiento actual e incluso crecer más rápido. Funides, desde el inicio del 2017, ha venido reiterando la necesidad y posibilidad de crecer al 8 por ciento, para lo cual es necesario un mayor emprendimiento con innovación. Esto es, naturalmente, una meta aspiracional que se lograría promoviendo inversiones en sectores estratégicos que podrán convertirse en los motores de crecimiento. Algunos de estos sectores incluyen la agroindustria, el turismo, la manufactura y los servicios.

¿Qué impacto tiene hoy la desaceleración de las exportaciones de arneses?

La industria de arneses es un sector que ha mostrado un crecimiento histórico bien acelerado y hoy representa un porcentaje importante de las exportaciones; sin embargo, no esperamos mayores reducciones para 2018.

La inflación también ha mostrado un crecimiento. ¿Cómo valora eso?

Los precios en 2017 aumentaron más que en 2016. Este año cerrará en 4.4% y 5%. Todavía son niveles bajos de inflación, pues históricamente la inflación ha andado arriba de la tasa de deslizamiento. La tendencia al alza en los precios del petróleo explica la leve aceleración de la inflación.

¿Cómo ve el sistema cambiario actual de Nicaragua?

Es un debate que es recurrente. Sabemos que es un sistema obsoleto, en desuso, pero brinda seguridad a los agentes económicos al establecer una regla cambiara predeterminada y fácil de entender. Hay que tomar en cuenta que los demás países centroamericanos tienen normalmente una inflación más baja, unos dos puntos porcentuales más bajos que Nicaragua porque tienen sistemas flexibles, tipos de cambio que permiten mayor control de la inflación.

¿Qué medidas se pueden tomar para mantener estable el déficit del sector público?

El déficit está bien. Lo importante es continuar con la prudencia fiscal, es decir continuar haciendo lo que han venido haciendo. Funides estimó el déficit del INSS en C$1,912 millones en 2017, un tema que seguramente el FMI abordará a principios de año durante su visita anual. El Fondo Monetario Internacional ha abordado ese tema desde hace 10 años, estos problemas estructurales ya se sabían. Nosotros pensamos que se debe establecer un diálogo abierto sobre las opciones, aunque no son tan fáciles de tomar, y por lo tanto hay que irlas tomando de manera gradual para que las personas puedan gozar de un sistema de protección social y que sea sostenible. Es importante establecer canales de comunicación con las instituciones del sector privado para que hagan recomendaciones.

El gobierno descartó un aumento de las cotizaciones y la edad de jubilación. ¿Qué otras medidas se podrían tomar?

Hay un sinnúmero de medidas que se pueden tomar en una situación de este tipo, pero lo importante es que se vaya viendo cómo se toman. Definitivamente el aumento de cotizaciones ha llegado a un límite, somos uno de los países con las tasas más altas, a pesar de que no tenemos un sistema tan antiguo, desde el punto de vista demográfico. Esa solución está agotada, pero las medidas que se tomen deberían de ser graduales en el tiempo; no pensar en un ajuste automático que vaya a cambiar las reglas del juego.Chamorro considera que Nicaragua requiere de una transformación en su estructura productiva para poder, al menos, sostener el ritmo de crecimiento actual e incluso crecer más rápido.

Comuna destina C$26.6 millones para mantenimiento de parques

¿Qué impacto tiene el alto costo de la energía en las inversiones y la productividad de las empresas?

Es una de las barreras más grandes al crecimiento de la economía. Sabemos de inversiones que se han dirigido a otros países por tener una energía más barata, pero la nueva ley de generación distribuida ayudará a promover opciones de autogeneración de las mismas empresas, para resolver estos altos costos. En este momento, los altos costos son barreras que hay que ir eliminando. La energía es un componente importante en todo lo que se hace, y al tener altos costos afecta la productividad y sobre todo la competitividad de la producción nacional.

¿Cuáles son los factores externos e internos que podrían incidir en la economía en 2018?

En factores externos hay que seguir viendo el tema de las exportaciones y las remesas, y en término internos, el consumo y las inversiones, porque de alguna manera es necesario que se siga fomentando la llegada de inversiones al país.

¿Qué otros sectores podrían mostrar dinamismo el próximo año?

El turismo no solamente en 2018, sino en los próximos cinco años, va a ser un sector que atraerá bastantes inversiones en el futuro. En ese sentido, tengo bastantes esperanzas de que este sector sea un motor de crecimiento. También se está mostrando un crecimiento interesante en los call centers, donde hay un potencial grande.

¿Cómo valora el comportamiento del sistema financiero nacional?

Desde el punto de vista de los depósitos, en el sistema financiero nacional tuvieron un crecimiento del 8%, una tasa más baja que las que se habían visto antes de 2015 y 2016, pero todavía en niveles estables y sanos. Los créditos se han venido desacelerando, algunos de manera importante como el consumo. El sistema financiero está relativamente sólido y robusto.

¿Cómo pueden incidir en la economía la Nica Act, que por cierto ya fue presentada en el Senado la semana pasada, y las sanciones de Estados Unidos al magistrado Roberto Rivas?

Que la política siempre incide en la economía, es una regla bastante general. Habría que ver qué versión de la ley (Nica Act) y qué artículos son aprobados para tener una noción más detallada de cuál sería el impacto. Por el momento, estamos analizando los diferentes escenarios y dependiendo de lo que resulte es que vamos a tener una mejor apreciación de impactos en la economía, particularmente en las inversiones.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus