•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 93.4% de las pequeñas y medianas empresas (pymes) reciben sus pagos en efectivo, mientras que el 6.6% lo hace a través de tarjetas de crédito, débito, cheques y transferencias, entre otros servicios, según la Encuesta de Uso de Efectivo del Banco Central de Nicaragua (BCN).

En cambio, en las grandes empresas solo el 55.8% recibe pagos mediante efectivo, de acuerdo con el estudio.

La encuesta indaga sobre la utilización de cinco sistemas de pago: efectivo, tarjeta de crédito, débito, cheque y transferencias.

En cuanto a las otras formas por las que las pymes reciben sus ingresos, solo un 2.6% lo hace mediante tarjetas de crédito; 2.2%, mediante tarjetas de débito; 1.4% por medio de cheques y 0.3% por transferencias.

Mayor uso de tarjetas

El 17.5% de las grandes empresas recibe sus ingresos a través de tarjetas, de esa proporción, el 10.5% por  tarjeta de crédito y 7% mediante tarjeta de débito.

De las empresas encuestadas, el 12.8% obtiene ingresos por medio de cheques y el 10.1% mediante transferencias.

Egresos 

En cuanto a los gastos, el 91.4% de las pymes confirmó que sus desembolsos son en efectivo y el 4.4% por cheques.

Las tarjetas de débito y crédito son utilizadas para solventar los gastos del 1.5% y 1.9% de las empresas encuestadas, respectivamente. Únicamente el 0.4% utilizó las transferencias.

En el caso de las empresas de mayor tamaño, el sistema que predomina para la realización de pagos son los cheques, 44.7%, seguido por el efectivo con 30.9% y las transferencias con 11.4%. Las tarjetas en su conjunto (débito y crédito) son utilizadas para realizar estas transacciones por 6.5% de los establecimientos encuestados.

Según el Banco Central, el sondeo entre las empresas busca conocer “la posesión y preferencias de los establecimientos con actividad económica respecto al uso de billetes y monedas; su percepción sobre aspectos de abastecimiento, material, así como la participación del efectivo en sus gastos e ingresos”.

Para el estudio, la entidad realizó entrevistas directas a 3,779 establecimientos con actividad económica, ubicados en 16 departamentos del país.

Para el presidente del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), Leonardo Torres, “usar medios electrónicos de pago en las transacciones de las empresas facilita las actividades comerciales de las mismas y permite un mayor control financiero”.

Además, refirió Torres, “establece un récord financiero importante para solicitudes crediticias” y “tiende a brindar mayor seguridad en cuanto al riesgo que supone el manejar flujos altos de efectivo”.

El representante del sector mipyme, dijo que hay que incrementar el uso del dinero plástico o electrónico por medio de dispositivos móviles, “ya que el uso de cheques está en decadencia”.

“Mejorar el acceso a tecnología digital para las mipymes es básico para superar estas brechas”, indicó.

Ejemplificó que el Conimipyme está impulsando entre sus empresas socias un “ecosistema digital” que incluye control financiero básico, marketing digital y e-commerce (o comercio electrónico), directorio digital, entre otros.

Torres indicó que, por lo general en el país, las microempresas “casi de oficio” están excluidas del sistema financiero. Afirmó que la situación cambia un poco para las pequeñas y medianas empresas, las que, en su opinión, están utilizando más las operaciones de uso de tarjetas para sus ventas y compras. “A veces, el llevar o no estados financieros suele ser determinante”, explicó.

Dólares

El estudio del Banco Central de Nicaragua además revela que el 7.7% de los establecimientos encuestados indicó que mantenía dólares diariamente y el 7.1% mantenía ese tipo de moneda al momento de la entrevista.

De ese 7.1%, el 39.9% accedió a mostrar el efectivo que tenía en dólares al momento de la encuesta.

Colaboración: Manuel Bejarano.