•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El petróleo subió el miércoles a su nivel más alto desde diciembre de 2014 en Nueva York impulsado por la fuerte demanda, debido al crudo invierno de Estados Unidos y a las tensiones en Irán.

El barril de light sweet crude (WTI) para entrega en febrero, referencia estadounidense del crudo, ganó US$1.26 (2.09%), para cerrar en US$61.63 en el New York Mercantile Exchange (Nymex).​

El barril fue impulsado por los precios de los productos refinados, especialmente el diésel, que se aprovecha al máximo en el frío que afecta a la costa este de Estados Unidos, dijo Andy Lipow, de Lipow Oil Associates.

“Algunas compañías también recurrieron al petróleo para complementar el abastecimiento de gas natural”, agregó.

Los inversores continúan a su vez monitoreando la situación en Irán.

El miércoles, tras las masivas manifestaciones de apoyo al régimen, el Ejército proclamó el fin de las protestas, que dejaron 21 muertos y cientos de detenidos desde el 28 de diciembre.

Por ahora, “el mercado no se mueve demasiado porque las protestas no se han desarrollado 

cerca de las áreas productoras de petróleo del país”, dijo Matt Smith, de ClipperData.

“Lo que preocupa a los inversores, sin embargo, es la posibilidad de que las tensiones sean tan intensas que Donald Trump decida no firmar el acuerdo para levantar las sanciones contra Irán, lo que podría desencadenar muchos problemas para la industria petrolera”, agregó.

De esta forma, el petróleo de referencia en el país norteamericano recuperó posiciones y logró terminar por encima de la barrera de US$61, por primera vez desde junio de 2015.