•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El precio más alto de la gasolina súper y regular se registró en septiembre pasado, mientras que el valor máximo del diésel fue en diciembre de 2017. 

De acuerdo con los datos del Instituto Nicaragüense de Energía (INE),  el precio promedio de la gasolina súper  en septiembre del año pasado  fue de  C$31.9 por litro y en ese mismo mes la gasolina regular llegó a costar C$29.60 por litro.

En tanto, en el último mes de 2017, el precio promedio del diésel registró el máximo con C$26.22 por litro.  

Según el registro semanal del INE, en diciembre los precios de este combustible mostraron alzas, a excepción del  registro del 11 de diciembre. END

En el último monitoreo semanal del 2017, el diésel alcanzó los 26.4, la gasolina súper 29.64 y la regular 28.95, todos los precios expresados en córdobas por litro.

Todos los combustibles en 2016 (gasolinas  súper y regular, y diésel) registraron su precio más alto en  diciembre, C$27.55, C$26.37 y C$26.22 por litro, respectivamente.

De interés: “Nicaragua se puede beneficiar mucho con el biodiésel”

Variación

Un análisis comparativo de los precios de los combustibles de 2016 y 2017 indican que los incrementos porcentuales se efectuaron en febrero, pues la gasolina súper pasó de C$22.68 por litro en el segundo mes de 2016 a C$27.96 por litro en el mismo periodo de 2017, reflejando un incremento de 23.29%. 

En el caso de la gasolina regular, el incremento en febrero de 2017 fue de 25.6% al ascender de C$21.45 por litro a C$26.96 por litro.

En el mes analizado, el diésel mostró el mayor incremento (32.45%),  ya que  el precio se trasladó de C$17.81 a C$23.59 por litro.

El más reciente monitoreo de precios del INE, correspondiente al 2 de enero, precisa que los precios por litro de la gasolina súper ascienden a C$30.55,  C$29.74 en el caso de la gasolina regular y C$26.97 para el diésel.

Te interesa: Productores sustituyen combustibles por biogás

Para 2017, el Banco Central de Nicaragua (BCN) estimó que la factura petrolera sería de US$865.7 millones y que al finalizar este año aumentaría un 6.8% hasta alcanzar los US$924.6 millones, según el documento Proyecciones Macroeconómicas 2017-2018. 

El mismo documento destaca que, por cada barril de petróleo contratado este año, se pagará unos US$65. Asímismo indica que la inflación del país estará  determinada por los precios del petróleo. 

“La proyección de inflación para 2018 apunta entre 5.5 y 6.5 por ciento, la cual estará determinada principalmente por la evolución de precios de la división de alimentos y del petróleo”, reza el informe.

Petróleo supera los US$62  

El petróleo intermedio de Texas (WTI) subió ayer 0.6% y cerró en US$62.01 por barril, su nivel más alto en más de tres años, tras conocerse una caída mayor de lo esperado de las reservas semanales de crudo en Estados Unidos.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en febrero, los de más próximo vencimiento, subieron US$0.38 con respecto al cierre anterior.

El petróleo de referencia en el país cerró por encima de los 62 dólares y se situó en su nivel más alto desde diciembre de 2014, después de publicarse un descenso mayor de lo esperado de las reservas semanales de crudo.        

Caída 

Las reservas de petróleo de Estados Unidos cayeron la semana pasada en 7.4 millones de barriles, hasta los 424.5 millones, informó ayer el Departamento de Energía.

La cifra fue superior a la que preveían algunos analistas, que habían anticipado un descenso de 5.7 millones de barriles.

En el nivel actual, las reservas de petróleo se mantienen dentro del rango medio histórico para esta época del año, según indicó el Departamento de Energía.

Las importaciones diarias de crudo alcanzaron un promedio de ocho millones de barriles, con un descenso de 27,000 barriles respecto de la semana precedente.

Por su parte, las reservas de gasolina para automoción se incrementaron 600,000 barriles, hasta los 228.4 millones de barriles.

Por otro lado, las reservas de combustibles destilados, como el diésel y el gasóleo de calefacción, subieron en 4.8 millones de barriles, hasta los 138.8 millones. 

Las refinerías operaron a un 96.7% de su capacidad instalada, por encima del 95.7% de la semana anterior.

El total de existencias de crudo y productos refinados en Estados Unidos, incluida la Reserva Estratégica de 663.7 millones de barriles, se situó en 1,889 millones de barriles, por encima de los 1,887.5 millones de la semana precedente.