•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La suscripción de acuerdos con Argentina e Indonesia, la ampliación del tratado de libre comercio con China y la modernización de los suscritos con Canadá y la Unión Europea son los principales avances en materia de comercio exterior de Chile en 2017. 

Chile es el país que más acuerdos comerciales tiene suscritos en todo el mundo, un total de 26, que alcanzan a 64 economías que a su vez representan el 85% del Producto Interno Bruto (PIB) Mundial y el 63% de la población del planeta (unos 4,600 millones de personas). 

Este camino, emprendido a finales de los años noventa, se sigue fortaleciendo hoy día. 

De hecho, 2017 ha sido uno de los años de mayor intensidad en la actividad negociadora del país suramericano, tanto a nivel bilateral como en su participación en organismos multilaterales. 

Entre estos destaca la Organización Mundial del Comercio (OMC), el Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) y la Alianza del Pacífico, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el G20.

En el ámbito bilateral, sobresale el Acuerdo Comercial suscrito entre Chile y Argentina, tras cinco rondas de negociación que amplía y profundiza el intercambio en materia de inversiones, servicios, compras públicas, comercio electrónico y telecomunicaciones, especialmente con la eliminación de la itinerancia telefónica. 

Este acuerdo también perfecciona y complementa el antiguo Acuerdo de Complementación Económica suscrito por Chile con el Mercosur en cuanto a las normas técnicas, sanitarias y fitosanitarias, así como los procedimientos aduaneros existentes, y extiende su alcance a nuevas disciplinas, como son medioambiente, laboral, género, pymes, cooperación y política de competencia.        

Otro de los avances más destacados del pasado año fue el Acuerdo de Asociación Económica Integral suscrito con Indonesia tras seis rondas de negociación, la primera de las cuales tuvo lugar en mayo de 2014.        

En su primera fase, este tratado solo considera los bienes, toda vez que los servicios e inversiones quedarán para una segunda etapa.

Las negociaciones concluidas afectan a las reglas de origen, los procedimientos aduaneros, las medidas sanitarias y fitosanitarias, los obstáculos técnicos al comercio, la cooperación y el grupo de trabajo legal. 

En virtud del mismo, se desgravará progresivamente un acceso libre de aranceles para 9,308 productos, los cuales representan el 93% del valor de las exportaciones a Indonesia.        

El acuerdo con este país, el cuarto país más poblado del mundo, habitado por 255 millones de personas, podría representar un incremento en las exportaciones chilenas de US$7,300 millones, un 12% más. 

Asimismo, en 2017 Chile llevó a cabo la profundización de su Tratado de Libre Comercio con China, que está vigente desde 2006, y que se amplió a los servicios en 2010 y a las inversiones en 2014. 

Dicha profundización fue suscrita en noviembre de 2017, tras tres rondas de negociación. 

El nuevo acuerdo perfecciona las disciplinas en materia de acceso a mercados, reglas de origen, procedimientos aduaneros y facilitación del comercio, política de competencias, cooperación económica y técnica, y comercio de servicios. 

Además, agrega dos nuevos títulos, sobre comercio electrónico, y medio ambiente y comercio.

El año pasado Chile también llevó a cabo la modernización del Tratado de Libre Comercio con Canadá de 1997, el primero que suscribió con un país desarrollado.

Las últimas mejoras, firmadas en junio de 2017, se refieren a inversiones y compras públicas, así como a género y comercio, ámbito este último que por primera vez negocia Canadá y un país del llamado G20. 

Alianza del Pacífico

Chile ha sido en 2017 el impulsor de las negociaciones de la Alianza del Pacífico (que integra junto con México, Colombia y Perú) con los Estados asociados, cuya segunda ronda de negociaciones se iniciará el próximo 29 de enero en Australia.

Además, el pasado año, avanzó en la modernización del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, que para el país suramericano tiene como objetivo la completa liberalización arancelaria.        

Las conversaciones iniciadas en noviembre pasado alcanzan a aranceles, propiedad intelectual, compras públicas, servicios, comercio y desarrollo sostenible.        

Chile, que en 2019 será anfitrión por segunda vez del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), ha sido uno de los principales impulsores de la firma del llamado TPP11, como se conoce al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, tras la salida de Estados Unidos de dicho acuerdo. 

En un Diálogo de Alto Nivel en Iniciativas de Integración en el Asia Pacífico se acordó iniciar un proceso técnico para buscar alternativas. 

Los resultados de las reuniones técnicas fueron presentados en la Cumbre Líderes de APEC, donde se acordó suspender 20 normas del TPP original, y se espera concluir este proceso en el primer trimestre de 2018.