•  |
  •  |
  • END

Redacción Central

El representante del Fondo Monetario Internacional ( FMI) en Nicaragua, doctor Humberto Arbulú-Neira habría culminado su labor en Nicaragua, tras cuatro años y siete meses de encontrarse en el país, dos más de lo que normalmente mantiene a sus delegados el organismo multilateral, se supo extraoficialmente.

De acuerdo a la información, el doctor Arbulú será trasladado a la oficina principal de la entidad multilateral en Washington, sin embargo, no se conoce la fecha en que dejaría el país, en medio de una intensa revisión del programa económico nicaragüense, entre el FMI y el gobierno de Nicaragua.

La revisión del programa económico, retrasada ya dos meses, se haría posiblemente en la segunda mitad de mayo en Washington, sin embargo, según se supo, el documento que contiene la propuesta que hará el gobierno de Nicaragua aún no ha sido terminado por los especialistas del Banco Central.

De hecho están pendientes dos revisiones técnicas del FMI sobre el cumplimiento del programa económico de Nicaragua, el cual, de acuerdo a economistas independientes, ya debe ser revisado por el mismo gobierno, especialmente en lo que toca al presupuesto de gastos de la nación, que se encuentra desfinanciado.

Una aprobación del programa económico de Nicaragua por parte del FMI, permitiría al gobierno de Nicaragua alcanzar fondos en distintos organismos multilaterales, con los cuales el país podría enfrentar los problemas recesivos que ya encara, debido fundamentalmente a la crisis económica mundial.

Sin embargo, el programa económico nicaragüense enfrenta otra crisis de carácter político, debido a que el gobierno actual no ha aceptado la demanda del Grupo de Apoyo Presupuestario, que reúne a los países que son los principales donantes de Nicaragua y que pide sean aclarados problemas concernientes a la poca transparencia en el resultado de las elecciones municipales recién pasadas.

El resultado electoral suspendió la entrega a Nicaragua de más de 63 millones de dólares en divisas líquidas de libre disponibilidad que serían aportados por los gobiernos de los países miembros del Grupo de Apoyo Presupuestario, recordó a EL NUEVO DIARIO, el doctor en economía Néstor Avendaño.

Recientemente Arbulú dijo que el FMI no tiene recursos concesionales, pero destacó de que el organismo está evaluando la posibilidad de poder ayudar a naciones altamente endeudados, y que por ese motivo sólo pueden alcanzar préstamos altamente concesionales. Entre esos países, además de Nicaragua, están Haití, Honduras y Bolivia.