•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El ingenio Benjamín Zeledón, en Rivas, está terminando la instalación de su planta de producción de energía eléctrica, a partir del bagazo de la caña de azúcar.

Mario Amador, gerente general del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA), afirmó ayer que la capacidad de esa planta será de 40 megavatios de energía por hora, de los cuales venderán a la red del país entre 30 y 40 megavatios.

“Es una planta con una caldera de última generación, de 1,500 libras de presión. Es la más importante que vamos a tener en Nicaragua. La del ingenio San Antonio tiene 600 libras, la de Monterrosa 900 libras y la de Montelimar 1,200 libras”, describió el gerente del CNPA.

Amador refirió que una vez que comience a funcionar esa planta del ingenio Benjamín Zeledón, de la empresa Casur, entre todos los ingenios aportarán entre 120 y 125 megavatios por hora a la red pública del país.

La inversión en esa planta, según Amador, ascenderá a US$115 millones.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus