•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua ocupa apenas el 9.4% de las exportaciones totales de la región centroamericana, mientras que Costa Rica lidera los niveles de exportación con el 33% de la cuota total y en segundo lugar se ubica Guatemala con el 25%. Los países que conforman el bloque exportan en total US$2,216 millones a mercados extrarregionales

Los datos fueron presentados ayer durante el lanzamiento del proyecto Centroamérica Exporta, una iniciativa orientada a promover la oferta productiva y exportadora de las empresas de la región. El proyecto consta de tres componentes específicos que beneficiarán a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes): capacitación, promoción comercial y la creación de redes de negocio.

El titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), Orlando Solórzano, destacó que el istmo necesita fortalecer su capacidad exportadora a través de una complementariedad económica, sin descuidar las condiciones intrarregionales.

“Nicaragua y Honduras son los países que exportan menos e importan más. En el Acuerdo de Luxemburgo firmado en 1985 se dice que son los deficitarios crónicos en el comercio intrarregional y que van a tener un apoyo especial de los programas de la Unión Europea porque necesitan fortalecer la capacidad exportadora”, manifestó Solórzano.   

Nicaragua

Sin embargo, reconoció que las exportaciones tradicionales de Nicaragua  a todo el mundo crecieron 15% en 2017. Por el contrario,  “a nivel de Centroamérica las exportaciones de Nicaragua crecieron 8.6% y las importaciones crecieron 36.4%, eso quiere decir que estamos participando más del mercado internacional y vamos disminuyendo la participación con Centroamérica en las exportaciones”, indicó el ministro.      

Los fondos para Centroamérica Exporta provienen de la Unión Europea (UE) y serán ejecutados por la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport) en coordinación con la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca), cuyos representantes reconocieron la relevancia del programa.   

“El objetivo del proyecto es beneficiar a las mipymes de la región por medio de actividades que fomenten la generación de  redes de negocios con empresas en América Latina y Europa. La representatividad de las mipymes en Centroamérica es entre un 85% y 90%, sin embargo, las exportaciones de estas no superan el 50% de la oferta exportable de la región”, precisó Javier Gutiérrez, director ejecutivo de la Sieca.

Apoyo de la UE  

Por su parte, Kenny Bell, embajador de la EU en Nicaragua, Panamá y ante el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), señaló que esta cooperación se ha consolidado en el contexto del Acuerdo de Asociación entre la UE y Centroamérica.  

“Los obstáculos para exportación e importación se van progresivamente reduciendo, potenciando así la capacidad comercial del sector privado, un ejemplo de ello es la documentación única centroamericana, la cual se ha podido desarrollar gracias al apoyo técnico constante al Sieca y a los países”, dijo.  

Aseguró que, entre 2016 y 2017, la UE apoyó a más de 90 empresas centroamericanas de diversos sectores para mejorar sus negocios y desarrollar sus capacidades exportadoras; algunas de ellas ya han podido colocar sus productos en nuevos mercados. 

De acuerdo con Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores (APEN), en la iniciativa participan cinco países y 300 empresas, 60 por cada país.