elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

La Unión Europea estima "interesante" la idea de crear un fondo de inversión para América Central, pero declina financiarlo en un 90% como pide Nicaragua, aseguraron hoy fuentes europeas, días antes de una reunión para tratar de relanzar las negociaciones del Acuerdo de Asociación. La última ronda de negociación entre la Unión Europea y América Central, celebrada a principios de mes en Tegucigalpa, fue suspendida a raíz del portazo de Nicaragua, que pide la creación de un fondo de inversiones de 60.000 millones de euros (78.000 millones de dólares), financiado en un 90% por Bruselas y el resto por los centroamericanos.

La Comisión Europea estima que este tipo de fondo "podría ser interesante" pero insiste en que "debe ser propiedad de América Central y que, por lo tanto, no puede depender en un 90% de financiación externa". Las mismas fuentes hicieron hincapié además en que este tipo de fondo debería "encajar dentro del marco de la futura programación de cooperación" con la región.

Bruselas no prevé por lo tanto aprobar nuevas inyecciones en este sentido hasta después de 2010, cuando finaliza la primera etapa de un programa de ayudas de 840 millones de euros, aprobado en 2007 por un periodo de seis años.

Para tratar de desbloquear las conversaciones para un Acuerdo de Asociación birregional, previsto en un principio para ser concluido a comienzos de 2010, ambos bloques mantendrán los próximos 23 y 24 de abril en Bruselas "una reunión técnica". La Comisión quiere "conocer la postura del grupo" y "evaluar con ellos la situación actual y cómo avanzar", expusieron las fuentes insistiendo en la importancia de que los interlocutores centroamericanos --Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua-- hallen una posición común.

El ministro costarricense de Comercio Exterior, Marco Vinicio Ruiz, dio un ultimátum a Nicaragua para que vuelva a la mesa de negociaciones. "Todo tiene su límite y en este caso creo que el límite" serán los días 23 y 24 de abril, señaló Ruiz en conferencia de prensa. El funcionario reaccionó así a una propuesta del gobierno de Nicaragua de convocar a una reunión de jefes negociadores centroamericanos antes del encuentro en Bruselas, para tratar de encontrar una posición de consenso.

El vicecanciller nicaraguense, Manuel Coronel, responsabilizó a Costa Rica de "romper el consenso" en la VII ronda de negociaciones al pedir de último momento un análisis sobre la creación del fondo económico financiero. En respuesta a estas declaraciones, el ministro costarricense rechazó que Costa Rica esté bloqueando el consenso centroamericano y afirmó que "nuestra posición es que el fondo tenía que pasar por el Consejo Monetario Centroamericano, antes de ser planteado a los europeos".

Ruiz expuso que los presidentes y cancilleres centroamericanos, que coincidirán el próximo fin de semana en la Cumbre de las Américas, en Trinidad y Tobago, podrían intentar un acercamiento de posiciones. "Todos estamos con que Nicaragua debe estar dentro de las negociaciones con la UE, pero si en esa reunión no se logra un acuerdo, el proceso debe seguir, sin la participación nicaraguense", expresó.

El ministro costarricense afirmó que Nicaragua representa sólo el 6% del comercio con la Unión Europea y recordó que la UE ha suspendido su ayuda a Nicaragua, debido a las dudas que gravitan sobre la transparencia de las elecciones municipales de noviembre pasado. Costa Rica, en cambio, representa el 70% del comercio regional con la UE, y por tanto "no es la misma importancia" la que cada país atribuye al acuerdo de asociación, "debemos tener una actitud más agresiva", aseveró Ruiz.

El acuerdo de asociación que negocian ambas regiones contiene tres aspectos medulares: diálogo político, cooperación y libre comercio.