•  |
  •  |
  • END

Las Instituciones de Micro Finanzas, IMF, hacen esfuerzos por lograr la renovación de líneas de crédito del exterior que permitan satisfacer las necesidades de financiamiento para el ciclo agrícola de este año, informó Julio Flores, Presidente de la Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas, Asomif.

Al participar en un evento de clausura de un programa de expansión de servicios financieros rurales, el representante de Asomif reconoció que hay dificultades para conseguir fondos nuevos y que esperan por lo menos igualar el monto de financiamiento del año pasado para el sector agropecuario, que fue de unos 120 millones de dólares (más de 2 mil millones de córdobas).

Flores informó que las líneas de crédito usualmente las reciben a 4 años plazo y que de unos 500 millones de dólares que obtienen para ese período, anualmente pagan 100 millones de dólares, pero que a la vez esperan que se les renueven los préstamos.

“Se han estado renovando las líneas y los montos incrementales están entrando, pero en poca cantidad. Estamos haciendo todavía un resumen de cuánto es lo que está entrando de fondo, para financiar este ciclo agrícola”, expresó. El presidente de Asomif dijo que esperan mantener el flujo de recursos del año pasado y si logran aumentarlo, sería un éxito para las microfinancieras.

Tanto las instituciones de microfinanzas como la banca formal, están teniendo dificultades para renovar las líneas de crédito provenientes del exterior, tras la agudización de la crisis económica mundial, que ha provocado una contracción del flujo de recursos a nivel internacional.

El sector productivo ha expresado su preocupación por la incertidumbre que existe sobre si habrá suficiente financiamiento para el ciclo agrícola que está por empezar. Sin embargo, la banca nacional y las microfinancieras han garantizado que al menos se mantendrá el financiamiento en el nivel del año 2008.


Impacto de los “No pago”
Flores señaló que el denominado movimiento No pago, está afectando en algunas zonas del país donde la mora se ha incrementado, porque mucha gente se ha sumado al grupo, pese a que tienen capacidad de pago, esperando la respuesta positiva a la aprobación de una propuesta de ley de moratoria.

“Sin embargo, hay mucho desencanto de mucha gente hacia este movimiento y tenemos la confianza de que la gente va a retomar la moral de pago”, dijo.

Mencionó que en algunas zonas como Río Blanco, las microfinancieras tienen problemas de desembolso, porque la gente está poniendo resistencia a pagar los créditos, porque hay grupos que se instalan en los caminos y golpean a los oficiales de crédito.

Asimismo, los oficiales de crédito no pueden llegar a las fincas a buscar a los productores para levantar las solicitudes de crédito, lo que crea cierta inestabilidad en esa zona, por la acción de grupos reducidos de 20 ó 30 personas que agreden y afecta a todo un municipio.

Flores informó que esta semana y la próxima sostendrán reuniones con representantes del gobierno, para decidir sobre las acciones que se tomarán en relación al grupo denominado No pago. Dijo que por ahora están elaborando el plan y documentando las agresiones que han sufrido los funcionarios de las microfinancieras en algunas zonas del país.

Clausuran programa

Asomif llevó a cabo el cierre del proyecto “Apoyo a la expansión de servicios financieros, rurales y estandarización de los sistemas gerenciales para IMF no reguladas.

Flores explicó que dicho programa tenía dos componentes; uno de expansión de los servicios a través de los productos financieros, como investigación de mercado en frijol, yuca, ganado, café, para que un grupo de instituciones puedan expandir sus servicios al área rural.

Además, las diez instituciones que se beneficiaron del mismo, recibirán también un sistema de información para fortalecer la capacidad operativa y tecnológica para sus operaciones. El proyecto contó con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo y se ejecutó en un período de cuatro años.