•  |
  •  |
  • END

Nicaragua tendrá acceso a una cantidad no determinada aún de Derechos Especiales de Giro, DEG, documentos de reservas emitidos recientemente por Grupo de los 20 países más industrializados del planeta, lo que le permitiría al país poder reducir la gran brecha que la nación tiene en su presupuesto del país, aceptó el doctor Humberto Arbulú-Neira, representante residente del Fondo Monetario Internacional, FMI, en el país.

El doctor Arbulú conversó con EL NUEVO DIARIO recordando que los Derechos Especiales de Giro son activos destinados para reservas internacionales, que la entidad multilateral va a distribuir entre las naciones miembros del FMI a fin de apoyarlos en sus necesidades financieras de fondos líquidos y los cuales serán colocados en los bancos centrales.

De hecho, recientemente el Grupo de los 20, donde se encuentran los representantes latinoamericanos México y Brasil, aprobó un paquete financiero de 1.1 billones de dólares para financiar el crecimiento económico internacional.

Dentro de ese esfuerzo, el G20 acordó reforzar al FMI con 750 mil millones de dólares para que pudiera ayudar a las naciones que se encuentran en dificultades por la crisis mundial financiera.

Insistió Arbulú que de hecho, a Nicaragua le tocará una parte de ese financiamiento, pero que puede ser destinado a fortalecer las reservas internacionales, lo cual facilitaría al país destinar recursos del presupuesto nacional a financiar otras necesidades de la nación.

Alivio a tensión presupuestaria

Al respecto, el economista Adolfo Acevedo, manifestó que la emisión de DEG, hecha por el G-20, permitirá que Nicaragua pueda tener acceso a esos documentos y ayudarse a financiar la brecha fiscal de alrededor de mil 800 millones de córdobas que tiene el presupuesto de la nación.

Esa decisión, agrega el economista, permitiría al gobierno, tomar de los recursos del presupuesto destinados para fortalecer las reservas internacionales del Banco Central y trasladarlos a financiar programas que hasta el momento estaban desfinanciados.

De acuerdo a Acevedo, esta situación permitirá un respiro al país este año, de no ser así la brecha desfinanciada tendría que ser rellenada con otro tipo de recursos, como emisión de bonos de deuda interna o reducción del monto de las extensiones impositivas que otorga el gobierno a diversos sectores.

Lograr obtener financiamiento para reservas de parte del FMI a través de los DEG, reducirá los problemas en el manejo de las finazas públicas que ya tiene Nicaragua en el contexto de una grave crisis internacional, explicó Acevedo, sin embargo, manifestó que las autoridades económicas de Nicaragua tienen, posiblemente, que reunirse con las del organismo financiero multilateral.

Acevedo añadió que no cree que haya mayores dificultades para que el gobierno actual y el Fondo Monetario coincidan respecto del acuerdo económico con esta nación, recordando que si se logra pasar el examen, el país obtendrá apoyo para obtener fondos del Banco Interamericano de Desarrollo y del Banco Mundial.