•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Little Caesars Pizza, la tercera cadena de pizzería más grande del mundo, llega a Nicaragua con la apertura de dos restaurantes en Vivo Plaza Mall y Multicentro Las Américas, en Managua. Con esto, la empresa de origen estadounidense amplía la presencia de su marca en América Latina y genera puestos de trabajo para unos 60 nicaragüenses.   

Nicaragua se suma así a países de la región, como México, Chile, Perú, Panamá, Costa Rica, Honduras, Guatemala y El Salvador, que han acogido la marca creada hace 58 años. Paula Vissing, vicepresidenta sénior de International Caesars Pizza, quien llegó al país para la inauguración de los locales, dijo estar contenta con la llegada de la compañía a Nicaragua. 

“Es el tiempo perfecto para hacerlo (llegar a Nicaragua). Hemos hecho negocios en Latinoamérica por unos 20 años y la oportunidad al llegar a un nuevo país es muy grande. Entrar con un socio que tiene experiencia, que entiende perfectamente la marca y entiende el valor de entregarle al consumidor lo que él requiere hace que sea el tiempo perfecto de venir a Nicaragua”, expresó Vissing.   

El socio de la empresa es Rodrigo Aldana, CEO de Alimentos Corporativos Coralsa, representante de la franquicia para Guatemala, El Salvador y ahora Nicaragua, quien dijo que Little Caesars ofrece tres elementos fundamentales: calidad, conveniencia y buen precio.  

El producto

La compañía sirve desde ya productos elaborados con ingredientes frescos y de primera calidad a través del sistema Hot-N-Ready. “Hot-N-Ready es una deliciosa pizza de 14 pulgadas que puede ser de pepperoni, jamón o queso, que el cliente podrá llevarse al instante, recién salida del horno, sin llamar y sin esperar. Somos los únicos que tenemos un autoservicio de pizza”, destacó Aldana.   

Por su parte, Andrés de Robina, director para América Latina y el Caribe, manifestó que  la empresa no solo es una de las tres cadenas de pizza más grandes del mundo, sino también ha sido nombrada como la de mejor valor en Estados Unidos  por 10 años consecutivos, con un nivel de calidad probado mundialmente. “En Nicaragua estaremos reforzando nuestra marca y prometemos conquistar al cliente del primer bocado”, señaló.

La primera pizzería de la cadena comenzó a funcionar como negocio familiar en 1959 en Detroit, Michigan, y desde entonces el crecimiento ha sido evidente con más de 5 mil franquicias distribuidas en los 50 estados de Estados Unidos. En total, tiene presencia en 22 países y territorios a nivel mundial, con una inversión de casi US$135 mil millones.