•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El delegado presidencial para las inversiones Álvaro Baltodano dijo ayer que los inversionistas extranjeros destacan la seguridad ciudadana y la transformación económica que vive Nicaragua actualmente. 

“Nicaragua está ofreciendo algo que está íntimamente vinculado a esta transformación: la seguridad a los inversionistas. Aquí  los inversionistas extranjeros se sienten bien, a gusto, sobre todo cuando ven a un inversionista nacional invirtiendo en Nicaragua”, expresó. 

De acuerdo con Baltodano, en los últimos años la inversión nacional se ha dado con “más intensidad” en todos los sectores. “El Foro Económico Mundial dice que Nicaragua es uno de los países donde los inversionistas aprueban con la mejor seguridad ciudadana en comparación con todos los países del continente americano”, expresó durante la apertura de un edificio. 

Inversión

Empresarios nicaragüenses y guatemaltecos inauguraron ayer Ofinova Centro Empresarial, un edificio que en su primera etapa contó con una inversión de US$5 millones y generó 300 empleos directos y 500 indirectos.

El proyecto consiste en 45 ofibodegas y 11 locales comerciales que equivalen a más de 17,000 metros cuadrados de áreas, comercial e industrial. El costo de arrendamiento es desde US$2,000 al mes, según los inversionistas.

A la inauguración del edificio asistió el delegado presidencial para las inversiones Álvaro Baltodano, quien destacó la inversión de capital nicaragüense, el cual está transformando el país al darle modernidad.

De acuerdo con los inversionistas, el 70 por ciento de las ofibodegas ya está reservado. En el primer semestre de 2019 este proyecto habrá sumado US$15 millones cuando haya concluido la segunda etapa, que actualmente está en construcción. 

De acuerdo  con  el gerente general del guatemalteco Grupo Nabla, Jorge Rodríguez, las condiciones para la inversión en Nicaragua son las adecuadas y se pueden ver en el desarrollo tanto en comercio, industria y sector residencial, que refleja el país. 

“Por supuesto que nos gusta la seguridad en Nicaragua”, agregó el inversionista, que junto con dos inversionistas construyeron el edificio en el kilómetro 11.5 de la carretera Masaya. Por su parte Álvaro Baltodano dijo que este tipo de proyectos transforman al país.