•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unos US$10 millones están siendo invertidos en el sector de Las Colinas, en Managua, considerada una zona de creciente plusvalía en la capital. Se trata del proyecto residencial Sendero de las Colinas, propiedad del grupo guatemalteco Spectrum, que en los últimos años se ha consagrado como un desarrollador inmobiliario líder en el país.  

La primera fase del Sendero de las Colinas se ejecuta en un terreno de 4.5 manzanas con capacidad para 93 viviendas construidas en dos niveles y con un área equivalente a 242 varas cuadradas cada una. La oferta contempla cinco modelos diferentes de casas, a precios que oscilarán entre US$100,000 y U$168,000, y con primas de US$13,400 hasta US$16,800. El residencial además contará con una casa club equipada con área de barbacoa, juegos infantiles y piscina, entre otras cosas.  

“Los proyectos de viviendas de Spectrum responden a las necesidades que demandan las familias nicaragüenses, por esa razón constantemente innovamos y desarrollamos proyectos que transformen la ciudades donde operamos y que contribuyan a mejorar la calidad de vida de nuestros clientes y de las comunidades, y que aporten al paisaje urbano”, manifestó Carlos Melhado, gerente de país de Spectrum. 

Segunda etapa

La segunda fase del proyecto contemplará 110 viviendas con modelos que conservarán detalles especiales dentro de un entorno residencial contemporáneo, aunque el monto de inversión aún no está determinado, según dijo Melhado. 

“Somos pioneros en Nicaragua en el concepto del club residencial, de esta manera Spectrum sigue depositando su confianza en Nicaragua y esta vez con la construcción de nuestro sexto condominio”, apuntó el gerente de país. 

El inversionista aseguró que el interés en el mercado nicaragüense se debe principalmente a su estabilidad macroeconómica. “Nicaragua está creciendo en tercer lugar detrás de República Dominicana y Panamá, está creciendo a márgenes entre 4.5% y 4.7% anual, eso nos da tranquilidad como inversionistas extranjeros”, agregó. Durante la fase de construcción del proyecto se han creado 275 puestos de trabajo directos e indirectos. 

Por su parte, Héctor Lacayo, presidente de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur) señaló que, con iniciativas como esta, el sector ha venido creciendo. “Hemos tenido un alto dinamismo, también hemos creado la necesidad de ampliar el techo de la viviendas de hasta US$50,000 para vivienda multifamiliar y US$40,000 para vivienda unifamiliar”.  

Lacayo dijo que la meta de este año es colocar 6,000 viviendas a nivel nacional, para lo cual la banca privada está destinando US$180 millones para créditos hipotecarios.