•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una comisión tripartita, en la que participan representantes del sector privado del país, dio la aprobación a nuevos inversionistas que se instalarán bajo el régimen de zonas francas y generarán cerca de 200 empleos, dijo ayer José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

“Solo para destacar, vamos a tener la primera inversión francesa en el país. Esto para nosotros es importante, porque ya es de manera concreta un esfuerzo que empieza a tener una repercusión. Esta es una empresa que va a venir a desarrollar ensamblaje y exportación de piezas o partes de diferentes materiales para la industria automotriz, que se utilizan para protección de sistemas, transferencias de fluidos y partes para interiores y exteriores”, indicó Aguerri.

Esa empresa francesa, de acuerdo con Aguerri, estará en la carretera a Chinandega y generará en sus inicios entre 20 y 30 empleos. “Esperamos que esta inversión, que ahorita, en su parte inicial, va a generar alrededor de entre 20 y 30 empleos, a la vuelta de un par de años genere alrededor de 200 empleos”, aseveró el líder del sector empresarial del país.

En julio del año pasado, el vicepresidente de la Cámara de Comercio Franco-Nicaragüense, Geoffroy Vilbert, aseveró que esa compañía francesa invertiría alrededor de US$2.5 millones.

Asimismo, el presidente del Cosep también informó que el pasado martes se aprobó la inversión de un nuevo call center en el país, que va a generar 107 empleos, y una empresa de logística, con inversión proveniente de Corea del Sur, que va a generar 60 empleos.

“Estamos iniciando este año con este esfuerzo de atraer inversión”, expresó Aguerri, añadiendo que una de esas empresas está presente en Honduras y ahora tomó la decisión de “trasladar parte de esa inversión a Nicaragua”.

Aguerri habló de esas inversiones luego de que los periodistas le preguntaron sobre la negociación del salario mínimo, que continuará este jueves entre los representantes de los empresarios y de los trabajadores.

Fue entonces que aseveró que las negociaciones “multianuales” del salario mínimo, entre los empleadores del sector de zonas francas y los trabajadores, son determinantes para que sigan llegando nuevas inversiones al país y generando empleos.

Recientemente, el asesor presidencial para promoción de inversiones y exportaciones, general Álvaro Baltodano, afirmó que este año el Gobierno espera alcanzar la meta de los US$1,500 millones en inversión extranjera directa bruta. 

Baltodano también refirió recientemente que el sector de zonas francas podría llegar a los 130,000 empleos este 2018.