•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Financiar los estudios superiores, carreras técnicas o cursos de especialización puede significar un reembolso significativo de dinero y para muchos jóvenes resulta díficil poder pagarlos. A partir de esta necesidad financiera MiCrédito impulsa desde el 2012 un programa de financiamiento de estudios llamado MiCrédiEstudios.

Lyann Urbina, encargada de Relaciones Públicas de MiCrédito, explicó que a través de MiCrédiEstudios ofrecen  financiamientos para educación superior: maestrías, posgrados, carreras técnicas, equipos tecnológicos, cursos de idiomas e incluso emprendimiento juvenil; con este último apoyan a los jóvenes para que puedan iniciar su negocio, basado siempre en su carrera universitaria, con el propósito de que al no encontrar un empleo después de salir de la universidad, estos puedan salir adelante con un negocio propio. 

“Cuando vimos que muchos estudiantes no terminaban sus estudios superiores debido al alto costo de sacar un diploma de la universidad o no podían pagar los aranceles de la universidad, encontramos la oportunidad de apoyar tanto a jóvenes como adultos en este proceso profesional que muchos soñamos en completar. Entonces fue en el 2012 que lanzamos el producto con el cual  hemos beneficiado hasta la fecha a más de 1,500 personas de distintas partes del país”, agregó Urbina. 

Convenios con universidades 

Urbina añadió que este programa cuenta con alianzas en distintas universidades del país como: Universidad Central de Nicaragua (UCN), Universidad de Ciencia y Tecnología (UCYT), American College, entre otras. “Esto consiste en que podamos llegar a las universidades, además de ofrecerle a los estudiantes el producto de MiCrédiEstudios, a brindarles charlas sobre educación financiera, porque sabemos que para muchos este será su primer crédito”, puntualizó.

Requisitos y financiamiento 

Los requisitos son sencillos, solo necesitan presentar su cédula de identidad, una carta de la universidad que avale que es un estudiante activo, una proforma membretada por el centro de estudios y un fiador, que puede ser su papá u otro familiar. 

Los montos van desde US$100 hasta US$5,000, y lo particular de este financiamiento es que la transferencia o el cheque se emite a nombre de la universidad, lo que reduce la posibilidad de que el dinero sea utilizado para algo distinto al que fue acordado. Esto para asegurar que se está cumpliendo con el impacto social que se quiere lograr.

“La tasa de interés es súper accesible, por debajo del mercado, es decir de 1.66 por ciento mensual y 19.95 por ciento anual, y es aplicada sobre saldo, es decir decreciente, donde las cuotas van bajando a medida que se vaya pagando. Además tenemos flexibilidad a la hora de seleccionar los plazos, ya que se adecúan dependiendo de la capacidad de pago del cliente y de lo que este mismo sienta conveniente. Tenemos plazos de 3 hasta 60 meses con MiCrédiEstudios”, añadió Urbina.

MiCrédito cuenta con 13 sucursales ubicadas en Chinandega, Nagarote, Masaya, Granada, Rivas, Estelí, Matagalpa, Boaco y en Jinotega. También pueden contactarlos al 2298-1450 y al 7831-6100.

Estímulo para la educación

La gerente general de MiCrédito Verónica Herrera explicó algunas particularidades del crédito con fines académicos de esta institución.

¿Cuál es el propósito de brindar el crédito?

Es un componente importante del producto MiCrédiEstudios diseñado para estimular la educación en los hijos de microempresarios y asalariados.

¿Qué requisitos solicitan para otorgar estos créditos?

  •    Copia de cédula
  •     Tener un negocio propio establecido o asalariados con colillas de Inss y constancia salarial
  •      Recibo de matrícula o prematrícula 
  •     Lista de útiles escolares 

¿Quiénes pueden optar a este financiamiento?

Padres de familia con hijos en edades estudiantiles, especialmente preescolar, primaria y secundaria.

¿Desde Cuándo ofrecen este producto?

Desde el 2012 MiCrédito ha venido estimulando la educación como una herramienta para erradicar la pobreza y mejorar la calidad de vida de los jóvenes. En el 2017 MiCrédito, basado en la experiencia vivida de MiCrédiEstudios, ve la necesidad de ampliar el producto y da paso a MiCrédiKids.

¿Cuáles son las ventajas que ofrecen a quienes optan a este tipo de crédito?

1.    Una tasa de interés por debajo del promedio del mercado.
2.    Agilidad de respuesta, porque sabemos que los padres de familia tienen que actuar rápidamente con los pagos de matrículas, algunos aranceles, uniformes y materiales para que sus niños puedan iniciar las clases en tiempo y forma.
 3.    Plazos razonables, que le permitan a los padres de familia, pagos accesibles que a la vez le ayudan a cuidar su récord crediticio sin afectar su estabilidad económica.