•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El año pasado varias marcas de chocolate elaborado con cacao nicaragüense fueron reconocidas a nivel mundial, por lo que se ha destacado el potencial que tiene el grano nicaragüense en el exterior. De acuerdo con proyecciones “conservadoras” de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), este producto podría dejar al país en 2026 aproximadamente US$40 millones en exportaciones.

Así lo expuso el gerente general de APEN, Mario Arana, en una reciente exposición a sindicalistas sobre las perspectivas económicas. “Ahora estamos en US$6 millones en exportaciones de cacao, pero en 2026 vamos a andar en más de US$40 millones. Si hacemos chocolates, mejor, todavía”, proyectó Arana, quien fue presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN).Mario Arana, gerente general de APEN.

Arana también destacó que Nicaragua tiene oportunidades en las exportaciones de cacao y miel, y ejemplificó que el mercado del chocolate a nivel mundial es de US$25,000 millones. “Nosotros exportamos como US$100,000, pero no hacemos más chocolates. Aquí hay varias empresas que hacen chocolates de muy buena calidad”, indicó el gerente general de APEN.

Al respecto, la gerente de la empresa de chocolate El Castillo del Cacao, Cinthya Tapia, dijo que actualmente transforman el cacao para venderlo al mercado nicaragüense, principalmente en supermercados, sin embargo en ocasiones venden a Estados Unidos y Holanda.

Tapia reconoce que ha sido un camino difícil porque el mercado nicaragüense está acostumbrado a un chocolate dulce y no al natural, pero a lo largo de 12 años han podido establecerse. “Eventualmente se exporta a Holanda y Estados Unidos una vez al año, pero son clientes definidos”, agrega. La razón por la que no exporta más es que los impuestos son caros y no es rentable con el cliente. 

Marca 

De cara a aprovechar las oportunidades, Nicaragua está desarrollando una marca de cacao con la que llegará a mercados de diversas regiones del mundo. Actualmente, según Arana, hay nuevos sectores productivos con extensiones de cultivos más altas y cacao de alto rendimiento que se han establecido en Nicaragua, por lo que en  el futuro “vamos a tener más cacao que ahora”.

El gerente de APEN también manifestó que se está terminando de afinar una normativa que se usará como modelo de excelencia, para asegurar que quien utilice la marca sea con esta. “Es una normativa que tiene que ver con los estándares internacionales. La marca se está inscribiendo para tener esa propiedad”, explicó. 

El cacao nicaragüense llega a Europa, específicamente a Alemania, Holanda y Bélgica, además a los países centroamericanos. Los productores de este grano se han concentrado en el Caribe, Río San Juan, Tipitapa, Chinandega y Rivas. “El cacao se puede sembrar en muchas partes del país”, según Arana. 

A inicios de este año, el presidente de la Cámara Nicaragüense de Cacaoteros (Canicacao), Ulises Reyes, proyectó un crecimiento del 25% en la producción de cacao en 2018, es decir, unas 1,500 toneladas. Reyes precisó que los 4,100 agremiados a nivel nacional produjeron en 2017 un total de 1,200 toneladas del grano.

Aproximadamente 800 toneladas fueron compradas por la empresa fabricante de chocolates de origen alemán Ritter Sport, la cual se encuentra asentada en el municipio de Sébaco, Matagalpa, donde acopia la materia prima. “El 85% del cacao que se exporta con precios diferenciados proviene de nuestras organizaciones. Tenemos varias organizaciones que están exportando, como Campesina y Cacaonica, y otras con volúmenes más pequeños”, informó. 

Reyes también expresó que de las 400 toneladas restantes fueron comercializadas en países de la región centroamericana y en Europa, principalmente Francia y Bélgica, donde el producto nicaragüense está siendo muy cotizado. También dejan una parte para el mercado nacional. 

Para el ciclo agrícola 2017-2018, el Gobierno estimó que las plantaciones de cacao ascenderán a 18.5 miles de manzanas, con rendimiento promedio de 9 quintales por manzana y una producción equivalente a 121.5 miles de quintales, de acuerdo con el Plan de Producción, Consumo y Comercio 2017-2018, presentado por el Banco Central de Nicaragua.