•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La iniciativa de ley  del presidente Daniel Ortega contempla un cobro porcentual del impuesto al valor agregado (IVA), a un grupo de consumidores que actualmente no pagan este gravamen. La propuesta no elimina los subsidios, sino que los reduce paulatinamente en el período 2018-2022.

Hasta inicios de este año, la tarifa social en el rango de consumo de 0 a 150 kwh al mes no sube de precio y goza de un subsidio presupuestado por el Gobierno, de manera que los consumidores en este rango no pagan el precio real de venta de la energía. La reforma establece que ahora el subsidio a este segmento de consumidores se determinará como un porcentaje de la tarifa plena y serán dividos en cuatro grupos.

Se indica que los consumidores de 0 a 50 kwh  al mes tendrán el subsidio completo hasta en el año 2020, pero en el año 2021 este beneficio será solo del 50%. 

Los consumidores de 51 a 100 kwh mantendrán, al igual que el grupo anterior, el subsidio completo hasta el año 2020, pero en el 2021 recibirán solo el 50% de subsidio y en el año 2022 este beneficio cubrirá solo el 45% de la tarifa plena.

Quienes ocupen entre 101 y 125 kwh tendrán un subsidio de 50% en este año (2018), bajará a 40% en el 2019, a 35% en el 2020, será de 30% en el 2021 para finalmente quedar en 25% en el año 2022.Los jubilados que ocupen más de 300 kwh ya no gozarán del subsidio en el 2022.

Los consumidores de entre 126 y 150 kwh al mes tendrán un subsidio del 40% en este 2018, de 30% en 2019, y de solo 25% en el 2020.   

La reforma establece también una reducción gradual de los subsidios en el pago por concepto de comercialización y alumbrado público.

Impondrán IVA

Actualmente se exonera del IVA a las facturas de energía domiciliar, cuyo consumo sea menor o igual a 300 kwh, pero la reforma establece el inicio del cobro de este impuesto.END 

Las facturas de energía domiciliar con consumo entre 151 kwh y 300 kwh  mensuales,  pagarán en los años 2018, 2019 y 2020 una “alícuota especial por 7% del IVA”. A partir del año 2021, pagarán 15% en concepto de IVA.

Esperan que se apruebe la Ley de Justicia Constitucional para presentar digesto jurídico

Mientras las facturas entre 301 kwh y 1000 kwh mensuales, pagarán también en los años 2018 y 2019 una alícuota especial del 7%  del IVA, pero a partir del año 2020 pagarán 15% en concepto de IVA.

También se reduce el subsidio otorgado a los jubilados y se establece rangos diferenciados de consumo para aplicar distintos porcentajes de subsidios. Actualmente los pensionados tienen un descuento del 50%  en el pago sobre el monto total de la factura de energía eléctrica.

Corea del Sur continuará respaldando proyectos de energía renovable en el país

La reforma establece que solo los pensionados que consumen 150 kwh o menos tendrán el beneficio del descuento del 50% del valor de la factura. 

Para los  jubilados que consumen hasta 300 kwh, el subsidio baja  hasta en un 22% en el año 2022.

Los jubilados que ocupen más de 300 kwh ya no gozarán del subsidio en el 2022.

Para hacer esto se deben reformar artículos de la Ley de la Industria Eléctrica, Ley de Variación de la Tarifa de Energía Eléctrica al Consumidor, Ley del Adulto Mayor y a la Ley que concede beneficios adicionales a las personas jubiladas. 

“Se está trabajando en la mejor distribución del esquema del subsidio para que queden solamente para las personas que deben subsidiadas”, dijo al respecto José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

También señaló que todos los consumidores de energía en el país tienen  un subsidio del 8% en el IVA, pero que esto se irá normalizando para que quienes  tengan ese beneficio “sean nuevamente los consumidores que lo necesitan, que son (lo que consumen) de 0 a 50 kwh”.    

Cámara de Energía calcula Ahorro de US$50 millones 

César Zamora, presidente de la Cámara de Energía de Nicaragua (CEN), valoró positiva la reforma solicitada por el presidente para fortalecer al sector eléctrico del país.La reforma establece también una reducción gradual de los subsidios en el pago por concepto de comercialización y alumbrado público.

“Esta iniciativa es trabajada fundamentalmente con organismos internacionales, es una de las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional para Nicaragua, es una condicionalidad para los préstamos del Banco Interamericano (BID)  y se enmarca en  hacer viable el mercado eléctrico nicaragüense”, dijo Zamora.

Zamora destacó que con esta medida habrá, según cifras valoradas por la CEN,  un ahorro. De ocupar US$100 millones al año para el subsidio, se podría pasar a US$40 millones, calculamos un ahorro de unos US$60 millones en el período 2018 a 2022, y serán recursos que van  a poder ocuparse en educación y salud para los más necesitados, explicó.  

“Es una respuesta adecuada porque hay gradualidad en la reducción de los subsidios para que no sea un golpe. No se están eliminando los subsidios, se están reduciendo con gradualidad, siempre habrá un compromiso de la sociedad nicaragüense de proteger a los más necesitados, en un país donde ya tenemos a 9 de cada 10 nicaragüenses con acceso a la electricidad, valoró el presidente de la CEN. 

Sigamos atrayendo inversiones al sector energético para hacer lo más eficiente y  hacer la energía más barata, esa ley la requiere el país.