•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Los franceses están enamorados de Nicaragua”, dijo ayer el embajador de Francia en Nicaragua, Philippe Létrilliart.

En el 2017, llegaron a Nicaragua alrededor de 11,000 turistas franceses, afirmó el diplomático, quien agregó que cada año crece alrededor de un 5% la llegada de originarios de su país a tierras nicaragüenses.

“Lo más importante para mí es la tendencia, que es un 5% de aumento cada año, entonces va creciendo, porque los franceses están enamorados de Nicaragua”, manifestó.

Según Philippe Létrilliart, la prensa especializada en turismo de Francia se preguntó, a principios de este 2018, “qué país vamos a descubrir los franceses este año” y en “cada artículo” estaba Nicaragua.

“Decían, ‘hay que descubrir Nicaragua’. Así que espero que vamos a tener más turistas franceses este año”, expresó.

El diplomático francés no detalló los nombres de las publicaciones, ni cuántas son, pero aseveró que “Nicaragua, en una lista de 10 países, siempre salía en quinto o sexto lugar. Creo que no está mal”, sostuvo.

Létrilliart admitió que al turista francés le gusta que lo atiendan en su idioma y aseguró que se abrirá una clase de francés en la Alianza Francesa para los trabajadores de empresas turísticas de Granada.

“Más que esto, cuando esta gente hable bien el francés, podremos darles cursos, con la Alianza Francesa, especializados en lo que es turismo, con vocabulario francés para el turismo”, aseveró.

Dijo que el número de turistas franceses (11,000 en 2017) no es muy alto, pero insistió en que “Nicaragua está de moda en Francia”.

100 empresas turísticas

Létrilliart también indicó que hay más de 100 empresas dirigidas por franceses en el sector turístico de Nicaragua, porque “es un país en el cual se puede descubrir todo tipo de turismo, como de playa, deportivo (surf y escalamiento de volcanes), descubrimiento de la naturaleza (volcanes, lagos y bosques), pero también algo que es muy importante para nosotros (los franceses), que es turismo cultural. Los franceses buscamos turismo cultural y aquí tenemos ciudades coloniales, como Granada y León, tenemos todo el folklore y el arte nicaragüense”, refirió.

“Ayer por ejemplo, recibí a una joven pareja que quiere crear un hotel en la costa del Pacífico y esto lo veo más y más”, señaló.

Las declaraciones del embajador de Francia en Nicaragua se produjeron luego de la firma de un convenio de colaboración entre la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin) y la Cámara de Comercio Franco Nicaragüense (CCFRNIC).

Nicaragua y Francia tienen un intercambio comercial “modesto”, para el embajador francés. Este ascendió a US$63 millones en 2017, según el diplomático.

Afirmó que lo que más importa Francia de Nicaragua son productos del mar y que sus importaciones se van a mantener, “porque los productos nicaragüenses son excelentes”.

Dijo que por eso firmaron ese convenio de colaboración, que, entre otros beneficios, permitirá a los industriales del país conocer mejor el mercado francés y encontrar sectores donde los productos nicaragüenses podrían tener entrada, con un mejor precio que en otros destinos. “Estoy pensando, por ejemplo, en café de alta calidad. Un café, con una producción que respete la naturaleza. Eso Nicaragua lo hace y lo puede vender en Francia y hay proyectos en ese sentido”, ejemplificó.

Francia, según el embajador, es “la primera entrada a Europa”.

Geoffroy Vilbert, presidente de la CCFRNIC, precisó que el convenio de colaboración tiene cinco pilares importantes, que se basan en la capacitación, el intercambio de información y experiencias, organización de misiones comerciales, gestión de financiamientos y la educación técnica y profesional.

Sergio Maltez, presidente de Cadin, indicó que para los industriales nicaragüenses son muy importantes los puntos de capacitación e información. “Para nosotros es muy importante, porque de alguna manera en el futuro podremos atraer a empresas que vengan a invertir y dar un cambio de lo que es materia prima a productos con valor agregado”, expresó.

Empresa Delfingen estará lista a mitad del año

INVERSIONES• El embajador francés, Philippe Létrilliart, aseveró que hay interés de grandes empresas francesas de invertir en infraestructura.

“Sabemos que hay un gran programa de infraestructura en Nicaragua, en todo lo que es gestión urbana y lo que es gestión de flujos, por ejemplo, en el aeropuerto y lo que es comunicación, pero de momento no hay nada firmado. Son proyectos. Hay misiones que vienen al país y veremos cuáles serán los resultados”, expresó.

La empresa francesa que sí se está instalando en Nicaragua es Delfingen, cuya inversión supera los US$3 millones.

Létrilliart dijo ayer que hace dos meses asistió al acto de la puesta de la primera piedra de esa planta y que espera que esté construida entre los meses de mayo y junio.

“Después habrá que empezar la producción. Es una empresa, Delfingen, que produce piezas de motor, que son tubos para transportar aceite y gasolina, que no parece nada cuando uno lo dice, pero son piezas de muy alta tecnología, y espero que la producción pueda empezar de veras en el segundo semestre”, refirió el diplomático francés.

De acuerdo con el embajador de Francia en Nicaragua, el mercado de esos artículos en principio será el de Estados Unidos y el mercado europeo, “en una segunda fase”.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri, manifestó que esa empresa francesa estará en la carretera a Chinandega y que generará entre 20 y 30 empleos, en sus inicios, pero que “a la vuelta de un par de años” generará “alrededor de 200 empleos”.