•   Sébaco, Matagalpa  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unos 95 mil quintales de cebolla están en peligro de perderse si a la brevedad no se encuentra un mercado fuera del país que les permita vender el producto, que ya se encuentra recolectado en los diferentes plantíos de Matagalpa y Jinotega, departamentos que se han caracterizado por cultivarla.

Los productores de cebolla se reunieron en el valle de Chagüitillo, en el municipio de Sébaco, para analizar las pérdidas que ya tienen encima y buscar una alternativa que les permita poder vender la cebolla fuera del país, ya que los mercados nacionales están llenos de cebolla extranjera, lo que está provocando desde ya pérdidas a los productores, pues algunos comerciantes las han ofrecido hasta 300 córdobas por quintal, cuando su costo de producción anda por los 600 córdobas.

Adolfo Treminio, coordinador de la Comisión de Productores de Cebolla del municipio de Sébaco, expresó que la problemática que están atravesando es que no tienen con quién comercializar sus producto, porque todos los mercados están invadidos por cebolla importada, esto debido a los malos cálculos que hicieron los funcionarios del Banco Central.

Treminio señaló que “los cálculos que hicieron nuestro funcionarios de Gobierno fueron malos, los datos estadísticos no salieron,  porque mes a mes venía quedando un remanente de quince mil quintales y, al final, el Banco Central otorgó un permiso de 30 mil quintales, los que desde un inicio nosotros le dijimos que eso nos iba a ocasionar grandes pérdidas, porque  45 mil quintales de los tres meses anteriores y 30 mil más autorizados suman 75 mil quintales que hay para un mes”.

“Pero apenas lo que se consume son 48 mil quintales, según datos que hemos sacado conforme las ventas de nuestros mercados, por lo que tenemos cebolla remante hasta el 16 de febrero y  no h ay mercado para nuestra cebolla, que ya tiene un mes de estar seca”, señaló el también productor de cebolla.