•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El grupo estadounidense del comercio en línea, Amazon, que había revelado en 2012 ser objeto en Francia de una rectificación tributaria, anunció ayer haber llegado a un “acuerdo de arreglo global” con el fisco francés, lo que supone un paso en el combate por fiscalizar mejor en Europa a los gigantes del sector.

El acuerdo pone fin a un conflicto que duraba ya cinco años: en 2012, el Ministerio de Economía francés había notificado a la filial francesa de Amazon que era objeto de una rectificación tributaria en concepto de impuestos atrasados y penalidades entre 2006 y 2010, según un documento financiero de la época del gigante estadounidense.

Contactado por la AFP, el fisco francés se abstuvo de comentar la información, amparándose en el secreto fiscal.

El fisco francés exigía 252 millones de dólares (202 millones de euros) a Amazon, según dicho documento del gigante estadounidense, que había expresado entonces su claro “desacuerdo” con esta estimación.

En un comunicado, este lunes, Amazon no precisa el importe de la suma que tuvo que pagar en el marco de este arreglo.

“Hemos llegado a un acuerdo de arreglo global con las autoridades fiscales francesas sobre temas vinculados con el pasado”, afirma el comunicado de Amazon, que precisa que “el conjunto de las cifras de negocios, gastos, beneficios y tasas vinculadas al comercio minorista están a partir de ahora contabilizadas en Francia”.

Este gigante del comercio en línea ya había anunciado a mediados de diciembre pasado un acuerdo con el fisco italiano, en el que se prevé el pago de 100 millones de euros (US$124 millones) para poner fin a una investigación por fraude fiscal.

Otros de los mastodontes de Internet, Facebook, anunció en diciembre que declararía algunos de sus ingresos publicitarios en los países donde los genera, y ya no más en Irlanda, donde se halla su sede  europea.

El acuerdo entre Amazon y el Estado francés, se produce en pleno debate sobre la fiscalidad de los gigantes de Internet. La comisión europea prevé presentar a fines de marzo una reforma para tener un mayor conocimiento sobre la actividad de los Gafa (Google, Amazon, Facebook, Apple), afirmó el domingo el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.