•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Miguel Ángel Gil Marín, máximo dirigente del Atlético de Madrid llegó por segunda vez a Nicaragua y participó este sábado en la IX Feria Centroamericana del Caballo Español.

En esta entrevista con El Nuevo Diario dice que ha conversado con algunos empresarios nicaragüenses sobre la idea de que el club español abra una academia de futbol en Nicaragua. “Aquí hay talentos y se tienen que desarrollar”, afirma.

“No competimos para ser mejores… competimos para ser diferentes”, dice al explicar la estrategia del Atlético, que es “competir, no planificar mucho a medio o largo plazo, sino pensar en el siguiente partido(…). Lo nuestro es eso: competir, competir y competir”.

A los 29 años, Gil dejó la veterinaria y comenzó a involucrarse de lleno en los asuntos del Atlético de Madrid, club que fue dirigido por su padre, Jesús Gil. Durante la conversación analiza el desempeño del equipo en las últimas ligas y confiesa cuál ha sido la clave de este club para permanecer entre los mejores durante casi 115 años.

¿Cuál es el principal motivo de su visita a Nicaragua esta vez?

Llegué a Nicaragua para visitar amigos y estar por primera vez en la Feria Centroamericana del Caballo Español. Yo también me dedico a la crianza de este tipo de caballos y estoy aquí para hacer amigos y clientes. Además, estoy acá para ver el nivel y comparar lo que están criando aquí y lo que nosotros estamos haciendo allá en cuanto a caballos de pura raza española. Aquí en Nicaragua y Centroamérica hay muy bien nivel de caballo pura raza español, se cría bien, hay calidad y hay muy pocas diferencias en realidad.

¿Cuál fue su primera afición: el futbol o los caballos?

Yo estudié veterinaria y desde pequeño he estado vinculado al mundo de los caballos, los toros, crecí rodeado de animales. Pero también he estado vinculado al futbol desde los cuatro años. En 1992  tuve que tomar una decisión y al estar mi padre vinculado al club me dio la oportunidad de introducirme en el mundo del futbol, aprenderlo y en muchos años gestionarlo.Miguel Ángel Gil MarínÓscar Sánchez

¿Cuál es su relación con el empresariado nicaragüense?

Los que conozco, que son muy pocos, quizás ocho o diez, son empresarios relevantes del país y tenemos una muy buena relación, pero no es comercial,  sino de amistad.

¿No estarían ustedes interesados en invertir en Nicaragua?

¿Por qué no? La puerta está abierta, pero nunca nos lo hemos planteado.

A Nicaragua se le menciona a nivel internacional como un destino turístico que se debe conocer. ¿Usted qué piensa del país?

En Nicaragua hay dos cosas muy buenas: seguridad y naturaleza. Con esas dos premisas es muy fácil llevar acabo el desarrollo de todo tipo de sectores, tanto el turístico como el inmobiliario hasta la instalación de cualquier empresa, porque son dos factores muy importantes. 

Lea: El Atlético entrega la Liga

¿Ante una posible inversión de su parte, en qué sector invertirían?

Mi familia se dedica al sector inmobiliario y yo me dedico al sector agrícola-ganadero y a mi trabajo en el club. Es difícil compatibilizar eso, lo que sí me llevo es mucha información para mis hermanos que se dedican a la inmobiliaria y por qué no, trabajar aquí con la academia del Atlético para trabajar con niños.

Pero, ¿esta posibilidad de que el Atlético de Madrid pueda abrir una academia en Nicaragua ya se la han planteado seriamente?

Aquí hay talentos y se tienen que desarrollar. Estuvimos hablando con Carlos Pellas y los hermanos César Augusto y Carlos Reynaldo Lacayo, del Grupo Calsa, sobre la posibilidad de conseguir unas instalaciones buenas con el fin de poder desarrollar nuestra actividad. Yo les dije que si consiguen las instalaciones yo me encargo de los entrenadores, el método de trabajo, la formación de los chicos y poder trabajar. En Madrid tenemos más de 2,500 chicos y 300 chicas aprendiendo futbol, y por qué no, abrir aquí. A ellos les pareció bien la idea y vamos a ver qué pasa.

¿En qué consiste la formación de estos niños y niñas, a qué edad ingresan y en qué momento están convencidos que alguno ya está listo para pasar a primera división?

En qué momento lo deciden ellos con su desempeño e inteligencia. El futbol no solo es tener talento, sino cabeza para competir. En la primera plantilla actual Lucas (Hernández) empezó a los siete años, Fernando Torres igual. La intención es que haya una importante representación de nuestra academia en el primer equipo. La metodología va cambiando mucho, en dependencia de las edades. A partir de los 14, todo se profesionaliza mucho más, pero en las primeras etapas se trata de inculcarles valores y enseñarles conceptos básicos del futbol.​

Hablemos de futbol, este año tenemos Mundial. ¿Cuáles son sus expectativas, a qué selecciones les ve posibilidades de ganar?

Hay talento en muchas selecciones, pero al final casi siempre llegan las que tienen mayor peso en la historia, las que tienen mayor experiencia, la camiseta que pesa más. Al final llegan siempre Argentina, Alemania, España, Brasil. Todo depende de cómo arranquen. Lo malo que tiene un campeonato del mundo es que, casi siempre, si pierdes un partido estás fuera.

En cuanto al Atlético, ¿cuáles son las fortalezas que le ve al Atlético ahora que viene la continuación de la Liga Europa y otras competencias?

Nosotros ya llevamos ocho años haciendo lo mismo, que es competir, no planificar mucho a medio o largo plazo, sino pensar en el siguiente partido y nos está yendo bien. Lo nuestro es eso: competir, competir y competir. El máximo dirigente del club de futbol Atlético de Madrid está en Nicaragua  Óscar Sánchez/END

Sin embargo, recientemente fueron eliminados de la Champions en fase de grupos. ¿Cómo vivió esa eliminación en primera ronda?

Es la primera vez en siete años que nos pasa, pero así es el futbol, no pasa nada. Lo que tenemos que hacer es volver a clasificar entre los cuatro primeros, para volver a competir en la Liga de Campeones, porque es la que te permite tener un presupuesto de ingresos para poder pagar salarios importantes y traer jugadores importantes.

El Atlético nunca ha podido ganar la Champions, pero han llegado a la final dos veces y han caído frente al Real Madrid. ¿Cómo se vive a lo interno esas derrotas?

Por todos los atléticos en esos momentos pasa frustración y rabia. Fue cruel la manera de caer las dos veces que hemos competido esa final. Pero si algo tenemos es que al día siguiente nos levantamos y empezamos a trabajar; eso nos permite estar ahora mismo a 10 puntos por encima del Real Madrid en la Liga de España. 

Hablemos del director técnico. Al momento de elegirlo qué buscan en el candidato

Tiene que adaptarse al club e intentar tener la fortaleza necesaria para poder tomar decisiones relevantes, porque más allá de que sea una asociación anónima es un club de futbol y el 70% de los ingresos está destinado al primer equipo. Se debe buscar una persona honesta, capaz, comprometida y confiable. Con el técnico actual (Diego Simeone) ha sido una bendición para ambos habernos encontrado. Hemos crecido mucho y se trata de que sigamos juntos. 

¿Cuál considera que es el jugador más valioso del Atlético de Madrid en este momento?

El equipo sin duda. No puedo elegir a uno porque es poco inteligente, el Atlético compite desde el grupo. No hay ni un solo jugador que por sí solo sea capaz de hacer ganar un partido. 

Han avanzado mucho con la llegada de Diego Costa y mantener a Antoine Griezmann, este último con varias ofertas de compra. ¿Han pensado en venderlo?

No. La verdad es que nos ha costado mucho juntar a los dos y la idea es que estén varios años y se ayuden a crecer mutuamente con nosotros. Este es un esfuerzo económico grande y lo ideal es que los aficionados puedan seguirlo disfrutando.

¿Cómo hacen para competir y destacar en una industria tan grande como el futbol español en cuestiones como marketing o contratos publicitarios? Madrid es una ciudad donde los aficionados están divididos entre dos clubes: el Atlético y el Real.  

Tenemos la misma cuota de mercado. Los dos estamos en Madrid y se trata de ver quién puede ganar más aficionados. Estamos a 50% cada uno. Esta semana alcanzamos la cifra de 120,000 socios, de los cuales el 40% son de Madrid y comunidades. Tener varias sedes nos permite captar más chicos y simplificar los traslados de parte de sus padres a diario y eso de alguna manera nos ayuda a competir. No competimos para ser mejores que el (Real) Madrid, competimos para ser diferentes.

¿Cómo funciona esto de ser fanático de un club como el Atlético? ¿Se hereda o se gana? ¿Cómo es el hincha rojiblanco?

Obviamente hay un componente generacional que se va transmitiendo, pero en nuestro caso es gente comprometida y leal. Cuando se gana se disfruta y cuando se pierde se entiende. Siempre tomamos en cuenta sus pensamientos. 

¿Qué tan difícil es dirigir un club como este?

Es un trabajo que te tiene que gustar porque es una gran responsabilidad. Necesitás experiencia, compromiso y esclavizarte. No hay horas. Es también un compromiso con los aficionados que cada vez somos más y por respeto a ellos tenés que intentar cometer la menor cantidad de errores.

¿Cuál ha sido la clave del club para mantenerse entre los mejores?

Reciclarnos todos los años, renovar parte de la plantilla, renovar la ilusión, el compromiso y la esencia. La clave está en saber innovar cuando se está ganando.