•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Tenés un seguro? ¿Te has detenido a analizar lo importante que puede resultarte optar por uno? Hay situaciones imprevistas de la vida que no podemos evitar con tan solo no pensar en ellas, y siempre es bueno estar preparados ante eventos desagradables, estos pueden ocurrir en cualquier momento y no solo nosotros nos vemos afectados, también nuestros familiares sufren las consecuencias.

Un seguro es un sistema a través del cual se transfieren los riesgos desde una persona a una compañía de seguros. Este es un contrato por el cual una de las partes (la compañía de seguros) se compromete, mediante una cuota que le abona la otra parte (el asegurado), a reparar un daño o cumplir con cierta prestación pactada si ocurre algún evento determinado. A continuación, bajo estos principios, te compartimos las historias de algunos beneficiarios de seguros afiliados a Iniser, quienes con responsabilidad pensaron en la importancia de respaldar su bienestar y el de los suyos.

Masaya

En Masaya, propiamente en el mercado Ernesto Fernández, distribuidora La Pollita, una venta de pollos, es un ejemplo de cómo este patrimonio de sustento familiar, cuya propietaria es Arsenia del Rosario Rodríguez Martínez, ha crecido con los años, y cuyo esfuerzo ha tenido un empuje con Iniser, así lo refiere Rodríguez: “El tramo me lo obsequió una hermana al fallecer mi madre. Mi primer negocio fue una refresquería, pero con los años, curiosamente mis clientes me empezaron a preguntar que a dónde vendían pollo, fue entonces que noté que había que cubrir esa necesidad”, dice. 

Sin saber cómo funcionaría su nueva idea, por instinto empezó junto a su esposo a vender pollo, la respuesta de los compradores fue exitosa, el negocio iba creciendo sin metas, fue ahí cuando Rodríguez reflexionó y pensó en que necesitaría un mayor capital. Para su suerte, una amiga de ella le comentó sobre la posibilidad de afiliarse a Iniser, fue así como optó por el seguro de vida, cuyo fin es salvaguardar a su familia. “Ya son 17 años de trabajar con Iniser, la compañía es efectiva, e incluso llegué a solicitar un crédito de dos mil dólares, así es como he ido invirtiendo en mi negocio, y lo recomiendo hacerlo a los demás comerciantes”. Rodríguez, actualmente tiene seis trabajadores, logró instalar otro negocio y piensa asegurar a sus trabajadores con Iniser.

León

En León, encontramos el testimonio de Carlos Alberto Jirón, quien cuenta la experiencia de su familia, cuyo sustento es la farmacia Milagro, misma que funciona desde hace 30 años. La idea de emprendimiento fue de la mamá de Carlos, y en todos estos años el negocio familiar ha crecido con cinco sucursales, 21 trabajadores y tienen servicio de entrega a domicilio, además de ofrecer descuentos. 

“La relación comercial con Iniser inició aproximadamente hace 15 años, la farmacia es parte de la red médica, brindamos medicinas a los asegurados, ya sea de una empresa o asegurados dentro de la red. En todas las sucursales tenemos las pólizas con Iniser, ya sea póliza contra incendio, de accidente (viaje), y seguro automotriz”, explica Jirón.

El joven asegura que su experiencia con Iniser ha sido grata, “la respuesta es rápida, en menos de media hora. Lo mejor es estar prevenido, nunca sabemos lo que nos puede pasar e Iniser es una gran opción para cubrir cualquier eventualidad”, puntualiza.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus