•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Seok Hwa Hong, embajador de Corea del Sur en Nicaragua, ha proyectado que con este acuerdo comercial se incremente hasta en un 68% el intercambio comercial entre Corea del Sur y Centroamérica.

“Cuando esté vigente el TLC, va a mejorar mucho el intercambio comercial. Según los estudios de factibilidad, podría aumentar entre un 33% y un 68% el volumen del intercambio entre Corea y Centroamérica”, manifestó Seok Hwa Hong.END

El Gobierno de Nicaragua informó que el café, cacao, azúcar crudo, ron, productos de la rama textil-vestuarios, zapatos, entre otros bienes que produce Nicaragua, entrarán libres de aranceles a Corea del Sur.

Este 21 de febrero se efectuó en Seúl la firma del tratado de libre comercio entre Corea del Sur y cinco países centroamericanos, que son Nicaragua, Costa Rica, Honduras, El Salvador y Panamá.

El gobierno nicaragüense señaló que algunos productos nacionales, como los camarones congelados, también estarán libres de aranceles en ese país, pero solo se podrá exportar una cuota de 500 toneladas métricas con ese beneficio.

Otros bienes como la miel, ajonjolí, chía, queso fresco, azúcar refinado, maní crudo y tostado, mantequilla de maní, se desgravarán en un plazo de 16 años.

Te interesa: Nicaragua invierte 739,675 dólares para mejorar principal puerto en el Caribe

Más inversiones coreanas

Para las autoridades nicaragüenses, con este TLC se espera que lleguen más inversiones coreanas a Nicaragua, “por la garantía que ofrece este acuerdo de invertir con seguridad jurídica” en el país.

El acuerdo entrará en vigencia cuando los parlamentos de cada país lo ratifiquen.

El economista Mario Arana, gerente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), dice que Nicaragua tiene que ver el tratado de libre comercio entre Corea del Sur y Centroamérica como una oportunidad, tanto por el lado de incrementar las exportaciones de productos nicaragüenses al país asiático, como por el lado de importar tecnologías y productos de alta calidad.

El acuerdo entrará en vigencia cuando los parlamentos de cada país lo ratifiquen.

“Aquí nos podemos beneficiar por las dos vías, es decir, como consumidores, ya que podemos importar productos de calidad, así como exportadores”, indicó Arana.

Comentó que con el mercado coreano podría pasar lo mismo que con Taiwán. Las ventas de productos nicaragüenses a Taiwán pasaron de US$8.6 millones en 2006, antes de la firma del TLC con ese país, a US$82.5 millones en 2016, lo que representó un crecimiento del 859.3%, según cifras de esta nación.

Según el economista, el promedio de las exportaciones nicaragüenses a Corea del Sur en los últimos años es menor a los US$10 millones, aunque ese valor alcanzó un pico de US$30 millones en 2011. Las importaciones desde Corea tuvieron un pico de US$120 millones en 2008, pero en los últimos cinco años el promedio anda por los US$80 millones.

Arana cree que a Nicaragua le va a tomar un tiempo aprovechar ese mercado asiático, pero insiste en que hay un gran potencial.

Mario Amador, gerente general del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA), destacó que Nicaragua obtuvo acceso inmediato para el azúcar crudo a Corea, con cero aranceles.

Para Amador, el TLC con Corea del Sur es importante porque abre un mercado más de consumo de varios productos, incluyendo el azúcar, y es una puerta de entrada más a Asia. “Ya tenemos Taiwán y ahora Corea del Sur, es decir, son dos lugares donde podemos exportar”, explicó.

Amador indicó que, con la rebaja en el arancel, Nicaragua puede competir con otros países del sureste asiático que son productores de azúcar.

“Es un mercado al que ya habíamos exportado en algunas ocasiones, pero no en grandes cantidades porque teníamos una diferencia en aranceles, que nos impedía exportar más, porque nos encarecía el producto, pero ahora vamos a poder acceder más fácilmente”, dijo el gerente general del CNPA.

 Las importaciones desde Corea tuvieron un pico de US$120 millones en 2008, pero en los últimos cinco años el promedio anda por los US$80 millones.

Complementariedad

Juan Carlos Amador, director ejecutivo de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), destacó que Corea del Sur es una nación con una población estimada de 49 millones de personas.

Ese país, del cual dijo, tiene más de 90 tratados de libre comercio con distintos países, posee una estructura económica basada en los servicios (55%) y la industria (39%). Mientras que la agricultura solo representa el 2.4% de su economía.

Por eso, el director ejecutivo de Cadin considera que puede haber una complementariedad con el sector agroindustrial de Nicaragua.

Juan Carlos Amador afirma que Nicaragua negoció muy bien este acuerdo, porque dejó protegidos los productos más sensibles del país, como el arroz.

Agregó que de este tratado, a diferencia de otros TLC, se puede retirar cualquiera de los países que lo firmaron. “Basta con una comunicación por escrito 180 días después de la negociación y el país que lo desee se dará por retirado”, afirmó.

“Yo creo que es un tratado más que tenemos, que puede ser interesante. Básicamente, cuando nosotros analizamos los productos que exportamos a Corea son chatarra, mucha chatarra, y productos agrícolas; y cuando vemos los productos que importamos de Corea, tenemos vehículos, sales, polímeros, llantas, acumuladores eléctricos, entre otros. Entonces, hay cierta complementariedad”, explicó el director ejecutivo de Cadin.

Juan Carlos Amador también cree que tomará un tiempo para que Nicaragua pueda aprovechar este acuerdo, pero lo tiene que hacer pronto “porque no se trata de firmar por firmar”.