•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó el año pasado 28 créditos por un monto total de US$1,800 millones y US$97 millones en donaciones para inversiones y asistencia técnica en Centroamérica y República Dominicana. 

Los balances de operaciones aprobadas por el Grupo BID disponibles incluyen US$4,700 millones en operaciones del sector público, US$1,600 millones en financiamiento sin garantía soberana gestionado por BID Invest y US$40 millones del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), informó. 

“En 2017 el Grupo BID se centró fuertemente en iniciativas regionales de salud; igualdad de género; agronegocios; integración económica; y apoyo al Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte”, agregó la entidad en un comunicado de prensa.

Esos datos fueron expuestos durante la reunión número 32 de gobernadores de los países miembros del BID del istmo centroamericano y República Dominicana, en la que debatieron fórmulas para alcanzar un crecimiento económico inclusivo y sostenible.

También abordaron cómo manejar la vulnerabilidad a desastres naturales, y aprovechar las tecnologías disruptivas para aumentar la productividad y estimular la inversión. Los ministros de finanzas y economías de la región participaron en el encuentro.

Bajos precios del crudo

El presidente del BID, Luis Alberto Moreno, mencionó que los países continúan beneficiándose del precio relativamente bajo de su principal producto de importación, el petróleo, y del aumento de los precios de sus bienes de exportación más importantes.

Ante eso, Moreno sugirió a los gobernadores del BID transformar esas ganancias en mejoras en sus cuentas fiscales y mayor ahorro interno. “Además de aprovechar condiciones favorables para la sostenibilidad fiscal y reducción de vulnerabilidades externas es esencial que los países avancen en su agenda de productividad e innovación”, dijo. 

Lenta reducción de la pobreza

De acuerdo con el BID, a pesar de que los ocho países crecieron 2.3% en el período comprendido entre 2000 y 2017, muy por encima del 1.8 por ciento general de América Latina, el ritmo de reducción de la pobreza fue más lento (12 contra 13 por ciento en la región).

“La creación de empleos productivos y la reducción de la pobreza son objetivos prioritarios que comparten Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana”, mencionó el organismo.

En la reunión, además, se realizó un panel con la participación de representantes del sector privado y especialistas del BID, en el que se debatió cómo los países pueden aprovechar las nuevas tecnologías para crear trabajo, aumentar la productividad y atraer inversiones. 

Asimismo, se presentaron las estrategias para acelerar el crecimiento del sector turístico, las cuales fueron presentadas por José Chapur, presidente del Moon Palace Group, Carlos Hernández, CEO de Pellas Development, y Karla Aguilar, de la empresa Qué Buen Lugar.