•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Corea del Sur firmó ayer con Costa Rica, Panamá, Honduras, Nicaragua y El Salvador un acuerdo de libre comercio (TLC) que abre la puerta a un mayor intercambio de bienes agrícolas o industriales y cimenta los lazos estratégicos entre ambas regiones.

“Este tratado indica la voluntad de construir una plataforma comercial robusta” entre ambos espacios económicos, subrayó ayer a Efe el ministro de Comercio de Costa Rica, Alexander Mora, tras la firma del acuerdo.

Junto a él, firmaron el texto en Seúl sus homólogos surcoreano y nicaragüense, Kim Hyun-Jong y Orlando Solórzano, respectivamente; el titular de Economía salvadoreño, Tharsis Salomón López; el de Desarrollo Económico de Honduras, Arnaldo Castillo; y la viceministra de Negociaciones Comerciales Internacionales de Panamá, Diana Salazar.El tratado, que comenzó a negociarse en junio de 2015, deberá ser ahora refrendado por el Parlamento de cada uno de los países firmantes para su entrada en vigor.

“El documento es, además, muy importante para varios países de Centroamérica porque es el primero que firman con un país asiático” recordó Mora.

Aunque para Costa Rica sea ya el tercero con un Estado de Asia oriental -después de los rubricados con China y Singapur- este TLC ofrece asimismo una excelente plataforma para que sus productos agroalimentarios o sus dispositivos médicos tengan más penetración en Corea del Sur, apuntó el titular de Economía costarricense.

Se espera que a través de este TLC -que eliminará los gravámenes de más del 95% de bienes y abrirá además los mercados de servicios e inversión- los cinco países de la región centroamericana obtengan acceso preferencial para sus productos agrícolas, marinos o textiles.

Panamá

Para Panamá, por ejemplo, este tratado significa un mayor acceso potencial a Corea del Sur del café, el aceite de palma, los productos cárnicos, las frutas tropicales, los procesados de pollo, el azúcar (cruda y refinada), el ron, la harina o el polvo de pescado que produce el país.Corea del Sur, que ya tiene TLC con países latinoamericanos como Perú, Chile o Colombia, es el primer país asiático en firmar un acuerdo comercial con cinco naciones centroamericanas.

En el caso de Honduras, los productores de camarón, vegetales, hortalizas o textil pueden verse muy beneficiados, al igual que los de palmito, melaza o alcohol etílico de Costa Rica, país que firmó ayer además un memorando de entendimiento bilateral con Corea del Sur en materia de cooperación comercial e inversiones.

Este memorando es un instrumento complementario de cooperación técnica que permitirá a San José, explicó Mora, aprovechar la experiencia surcoreana a la hora de brindar apoyo y potenciar la eficiencia del sector privado en el marco de apertura comercial que brinda un TLC.

La  oferta coreana

Al mismo tiempo, se prevé que los cinco países centroamericanos, todos miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), reciban tras la firma del acuerdo un importante flujo de oferta de automóviles, productos de alta tecnología o electrodomésticos manufacturados en Corea del Sur.

El ministro surcoreano de Comercio aseguró por su parte durante la ceremonia para la firma del documento, celebrada en un céntrico hotel de Seúl, que a través de este TLC se conformará “una alianza estratégica más profunda entre ambas regiones”.

Corea del Sur, que ya tiene TLC con países latinoamericanos como Perú, Chile o Colombia, es el primer país asiático en firmar un acuerdo comercial con cinco naciones centroamericanas.

Este hecho “cimenta el camino para que las compañías surcoreanas expandan su presencia en ese mercado por delante de sus rivales chinos y japoneses”, se explica en un comunicado publicado por la cartera de Comercio tras la firma del acuerdo.

Accesos a EE. UU.

Para Corea del Sur, cuyo volumen de exportaciones e importaciones con los cinco países en 2017 sumó 2,200 y 330 millones de dólares, respectivamente, el acuerdo supone además una “tercera vía de acceso” al mercado norteamericano en un momento marcado por el proteccionismo que impulsa el gobierno de Donald Trump en EE. UU.

El tratado, que comenzó a negociarse en junio de 2015, deberá ser ahora refrendado por el Parlamento de cada uno de los países firmantes para su entrada en vigor.

Por su parte Guatemala, otro miembro del SICA, y Corea del Sur continúan negociando por separado una futura adhesión a este TLC del país centroamericano, que ha puesto especial énfasis en la protección de sus sectores agrícola e industrial. 

Aguerri resalta potencial inversor del TLC con Corea del Sur

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), destacó que Centroamérica ya tiene cuatro acuerdos comerciales regionales, con el firmado el pasado 21 de febrero con Corea del Sur. La región ha firmado antes el DR-Cafta, con Estados Unidos, y el Acuerdo de Asociación (AdA), con la Unión Europea.

“Hay que entender de qué estamos hablando, porque ya no es lo mismo decir que venimos a un mercado de seis millones (de personas), que tiene diferente niveles de poder adquisitivo, que venir a un mercado de más de 46 millones (de personas), que igualmente tiene diferentes niveles de poder adquisitivo, pero ya con realidades distintas. Por ejemplo, ahí entra el mercado costarricense, con un mayor poder adquisitivo. Estamos hablando de que hoy le estamos dando la oportunidad, en el caso de nuestros consumidores, a tener productos con precios más económicos, y en el caso de nuestros productos agrícolas de tener ahora un nuevo mercado, sin tener que pagar aranceles”, explicó Aguerri.

Para el presidente del Cosep, el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Corea del Sur tiene que estar acompañado de más inversiones coreanas en el país.

“Obviamente, yo siempre he mencionado que en el caso de los acuerdos de libre comercio no es un tema que lo tenemos que enfocar solo dentro de la compra y venta de productos. Tener ya tratados de libre comercio tiene que ir acompañado de la atracción de inversiones, de inversionistas de los países con los que estamos firmando esos tipos de acuerdos. Para nosotros, obviamente, es realmente significativo si logramos atraer inversión, que venga de Corea del Sur, para que hagan inversiones aquí, para poder vender en el norte y sur de América”, señaló Aguerri.

Aprovechar tecnología

Por otro lado, el líder del sector empresarial nicaragüense destacó que Nicaragua tiene que aprovechar los avances tecnológicos de Corea del Sur: “Es algo que nosotros necesitamos, para ir mejorando las condiciones de nuestros colaboradores y las mismas condiciones de competitividad del país”.

Sergio Maltez, presidente de la Cámara de Industria de Nicaragua (Cadin), dijo que sería excelente poder importar tecnología y maquinaria para el sector agroindustrial.

“Si pudiéramos entrar en toda la parte industrial, la parte de robótica, sería excelente, porque todo lo que es innovación y tecnología para el país, dado que somos un país eminentemente agrícola, sería excelente que pudiera venir todo ese tipo de importación”, afirmó el presidente de Cadin.

Aguerri resalta potencial inversor del TLC con Corea del Sur

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), destacó que Centroamérica ya tiene cuatro acuerdos comerciales regionales, con el firmado el pasado 21 de febrero con Corea del Sur. La región ha firmado antes el DR-Cafta, con Estados Unidos, y el Acuerdo de Asociación (AdA), con la Unión Europea.

“Hay que entender de qué estamos hablando, porque ya no es lo mismo decir que venimos a un mercado de seis millones (de personas), que tiene diferente niveles de poder adquisitivo, que venir a un mercado de más de 46 millones (de personas), que igualmente tiene diferentes niveles de poder adquisitivo, pero ya con realidades distintas. Por ejemplo, ahí entra el mercado costarricense, con un mayor poder adquisitivo. Estamos hablando de que hoy le estamos dando la oportunidad, en el caso de nuestros consumidores, a tener productos con precios más económicos, y en el caso de nuestros productos agrícolas de tener ahora un nuevo mercado, sin tener que pagar aranceles”, explicó Aguerri.

Para el presidente del Cosep, el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Corea del Sur tiene que estar acompañado de más inversiones coreanas en el país.

“Obviamente, yo siempre he mencionado que en el caso de los acuerdos de libre comercio no es un tema que lo tenemos que enfocar solo dentro de la compra y venta de productos. Tener ya tratados de libre comercio tiene que ir acompañado de la atracción de inversiones, de inversionistas de los países con los que estamos firmando esos tipos de acuerdos. Para nosotros, obviamente, es realmente significativo si logramos atraer inversión, que venga de Corea del Sur, para que hagan inversiones aquí, para poder vender en el norte y sur de América”, señaló Aguerri.

Aprovechar tecnología

Por otro lado, el líder del sector empresarial nicaragüense destacó que Nicaragua tiene que aprovechar los avances tecnológicos de Corea del Sur: “Es algo que nosotros necesitamos, para ir mejorando las condiciones de nuestros colaboradores y las mismas condiciones de competitividad del país”.

Sergio Maltez, presidente de la Cámara de Industria de Nicaragua (Cadin), dijo que sería excelente poder importar tecnología y maquinaria para el sector agroindustrial.

“Si pudiéramos entrar en toda la parte industrial, la parte de robótica, sería excelente, porque todo lo que es innovación y tecnología para el país, dado que somos un país eminentemente agrícola, sería excelente que pudiera venir todo ese tipo de importación”, afirmó el presidente de Cadin.