•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre 1,200 y 1,500 hectáreas de plantaciones forestales esperan sumar este 2018 los reforestadores del país a las más de 28,000 hectáreas que se han plantado en Nicaragua en los últimos años.

La proyección la dio a conocer el presidente de la Asociación Nacional de Reforestadores (Confor), Salvador Mayorga Sacasa, y la cifra de hectáreas plantadas se encuentra en la Guía del Inversionista 2017-2018, Doing Business in Nicaragua.

“Este año esperamos aumentar entre 1,200 y 1,500 hectáreas. Es poco, realmente, porque el país podría crecer en este sector mucho más”, expresó Mayorga Sacasa.El potencial del país para plantaciones forestales es casi ilimitado Archivo/END

Desde la creación de la Ley de Conservación, Fomento, y Desarrollo Sostenible del Sector Forestal (Ley 462), en el año 2003, en Nicaragua se han establecido más de 28,000 hectáreas de plantaciones de maderas con valor comercial, como teca, caoba y pino, de acuerdo con la Guía del Inversionista, un documento elaborado por el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), la Agencia Oficial de Promoción de Inversiones del Gobierno de Nicaragua (ProNicaragua) y la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham).

Invesiones millonarias

Además, agrega que las oportunidades de inversión en el sector son amplias y que el plan del sector privado es llegar las 120,000 hectáreas, aunque no especifica en qué período.

“Las inversiones en el sector suman más de US$100 millones en los últimos seis años y las empresas ya establecidas están interesadas en seguir invirtiendo en el sector”, confirma la Guía del Inversionista, en la que se estima que hay un potencial en el país de 3.5 millones de hectáreas de tierra aptas para plantaciones forestales.

El potencial del país para plantaciones forestales es casi ilimitado, aseveró Mayorga Sacasa.

“Lo que es el gremio de nosotros (Confor) hemos establecido como 25,000 hectáreas, pero el potencial es casi ilimitado. Potencialmente podría haber millones de hectáreas. El detalle está en ver a qué ritmo queremos hacerlo y que el país cree condiciones para traer suficiente inversiones”, indicó el presidente de Confor.

Exportaciones

Los inversionistas de esa asociación, según Mayorga Sacasa, cosecharon unos 36,000 metros cúbicos de madera en 2017, de los cuales la mitad se exportó de diferentes maneras y la otra parte se consumió localmente. “Hay madera en rollo, madera bloqueada (así se le llama porque es cuadrada) y hay productos procesados, con madera de las plantaciones, que se están exportando”, explicó.

Las ventas de ese sector al exterior generaron unos US$5.5 millones el año pasado y podrían superar los US$6 millones en 2018, de acuerdo con Mayorga Sacasa.

El estudio Plantaciones Forestales Comerciales en Nicaragua, de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), cuenta que “las primeras plantaciones datan del año 1996, cuando la empresa Maderas Segovianas S.A. estableció cultivos de Pino”.

“Tres años más tarde, Agroforestal S.A. estableció sus plantaciones de caoba africana, seguido por el boom de la teca entre los años 2003 y 2011”, relata el estudio.

Según la investigación, presentada en noviembre del año pasado, “ocho de las nueve empresas forestales establecidas en el país, que aplican a incentivos, se encuentran cosechando madera y en su mayoría de raleos”.3.5 millones de hectáreas son aptas para plantaciones forestales en el país. Archivo/END

“De estas empresas, cuatro ya están exportando total o parcialmente sus cosechas de raleo”, agregó.

Para Funides, las plantaciones forestales comerciales no solo juegan un papel desde el punto de vista económico, sino también cumplen una importante función ambiental, al quitarle presión al bosque natural.