•  |
  •  |
  • END

La recesión que afecta actualmente a Estados Unidos se está debilitando pese a las dificultades que la primera economía mundial continúa enfrentando, según un sondeo de la Asociación Nacional de economistas de empresas estadounidenses (NABE).

Una mayoría relativa de economistas de la NABE continúa pensando que la demanda global sigue bajando en Estados Unidos, pero ya no son sino 41%, contra 47% en enero. El 27% de los economistas interrogados estima que la demanda mejora, contra 20% que mantenía esta opinión tres meses atrás.

En lo que concierne al empleo, 39% de los entrevistados considera que se deteriora actualmente (contra 44% en enero), mientras que 14% cree lo contrario (al igual que en enero) y 47% estima que el mercado laboral se estabiliza (contra 41% hace tres meses).

Los miembros de la NABE en su mayoría esperan por otra parte un incremento del desempleo en los próximos seis meses, mientras que solamente 16% de los economistas interrogados prevé un incremento del empleo en ese período.

La encuesta “aporta nuevas pruebas de que la recesión estadounidense se debilita”, afirma la NABE, cuya encuesta fue realizada del 23 de marzo al 1º de abril.

“Indicadores clave (demanda, empleo, gastos de inversión y margen de beneficios) continúan bajando, pero el ritmo de ese descenso se reduce”, agrega la asociación, recordando que su sondeo de enero había revelado la peor coyuntura económica desde el inicio de esta encuesta trimestral en 1982.

La NABE revela sin embargo que 56% de los economistas interrogados estima que el Producto Interno Bruto de Estados Unidos descenderá más de 2% en 2009, mientras que en enero, era el 52% que estimaba que la baja superaría 1% en el año.

La economía estadounidense creció 1.1% en 2008, el ritmo más débil desde 2001.

Luego del hundimiento en el último trimestre 2008 (-6.3% en ritmo anual), los economistas esperan que las cifras que el departamento de Comercio publicará el 29 de abril para el primer trimestre muestren otra fuerte caída de la actividad.