•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando tenemos nuestro primer auto e incluso algunas personas que tienen varios años de tener automóviles, convivimos con la duda de qué tipo de gasolina debemos usar, eso porque estamos expuestos a campañas publicitarias que no nos dejan claras las diferencias entre la gasolina regular y la súper.

Indagando en diversos portales, nos encontramos con que para saber si se debe ponerle al carro gasolina súper o regular, es necesario determinar la relación de compresión del motor del automóvil, esto quiere decir que debemos conocer la relación de volúmenes dentro de cada uno de los cilindros del motor y su capacidad para comprimir la mezcla.

Según el portal Sura, algunos motores tienen una relación de compresión entre 7:1 a 9.5:1. Estos motores pueden usar una gasolina de bajo octanaje, es decir, gasolina regular. En cambio, los motores que tengan una relación de compresión mayor a 9.5:1, deben utilizar gasolina súper.

La diferencia entre la gasolina súper y la regular está en el octanaje, que es la capacidad que tiene la gasolina para ser comprimida antes de combustionar. 

Para conocer el tipo de gasolina que necesita tu auto tenés que consultar el manual del propietario de vehículo, en donde están inscritas todas las especificaciones del motor.

Es importante destacar que si el motor de tu vehículo necesita gasolina súper, solo debés ponerle este tipo de combustible, esto es recomendable porque si le echás gasolina regular se puede dañar el motor por cuenta del cascabeleo o doble frente de llama, que significa que la gasolina empieza a explotar antes de que la bujía mande la chispa. 

“Si tu carro usa gasolina regular y le ponés súper, se aprovecha más el poder calorífico que tiene esta gasolina debido a que la ingnición se da en condiciones ideales de presión y temperatura. Por lo tanto, el rendimiento de combustible puede ser mayor con una gasolina de mayor octanaje y se tendrá un mejor rendimiento de kilometraje”, explican los expertos en el portal de Sura.

¿Funcionan los aditivos?

Seguramente ya te habrán ofrecido en más de una ocasión los famosos aditivos. Estos en realidad son sustancias químicas que se agregan a un producto para mejorar sus propiedades, en el caso de los combustibles  esa sustancia es utilizada en pequeñas cantidades para cambiar las características del mismo y para mejorar sus propiedades.

Según indica el portal Sura, en muchas estaciones de servicio se ofrecen productos que prometen aumentar el octanaje de la gasolina, y así evitar el cascabeleo del motor y limpiar los inyectores. Pues bien: los aditivos sí pueden limpiarlos y reducir el cascabaleo, pero no por el aumento del octanaje de la gasolina, sino por el retraso de la ignición de la chispa. 

Sin embargo, no debés abusar de los aditivos porque el motor de tu vehículo podría sufrir consecuencias severas, así que lo mejor es que lo consultés con tu mecánico de cabecera. 

La mejor forma de cuidar tu vehículo, ahorrar combustible y evitar el indeseable cascabeleo en el motor, es ponerle siempre a tu carro la gasolina con el octanaje mínimo recomendado por el fabricante.