•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua necesita formar más profesionales en el campo de la ingeniería, enfatizó ayer el presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes, quien mencionó que el Programa Nacional de Desarrollo Humano incorpora la política de formación integral, profesional y técnica, lo que demandará la preparación de más ingenieros, arquitectos y graduados de carreras técnicas y científicas en general, que corresponde a una mayor promoción  de la inversión pública-privada, también enfocada en áreas como la infraestructura y la energía.

De igual forma expresó que “el dotar de técnicos y profesionales que sean capaces de impulsar y sostener el crecimiento económico a través de la asignación y desarrollo de habilidades, conocimientos y tecnologías que permitan diversificar nuestra base productiva haciéndola más compleja y eficiente, es un medio para continuar alcanzando un mayor desarrollo que genera riqueza y reduzcan la pobreza mejorando así el nivel de vida de todos los nicaragüenses”

El presidente del BCN señaló que Nicaragua debe explorar y generar el crecimiento económico mediante el desarrollo del conocimiento y la tecnología, “entendido este como las formas, métodos y modos de abordar y resolver problemas mediante el ‘Know/How’ (saber hacer) o creatividad en tiempo real”.

“La economía basada en conocimiento o industria del conocimiento utiliza esto para generar valor y riqueza, abarca rubros como la educación, investigación y desarrollo, tecnología, informática, telecomunicaciones, robótica, nanotecnología y genética entre otras”, añadió el presidente del BCN.

El presidente del BCN señaló que Nicaragua debe explorar y generar el crecimiento económico mediante el desarrollo del conocimiento y la tecnología.

Según Reyes, una mayor masa crítica de habilidades y conocimientos generan más crecimiento económico con economía de escala y externalidades positivas. Además, expuso que la innovación es la única forma para mejorar la competitividad  y el crecimiento económico sostenible. 

“En la teoría económica se reconoce a la innovación como un factor clave para el desarrollo y el crecimiento, autores como Milton Friedman, (Michael) Porter y Nelson señalan que la obtención de tecnologías nuevas y avanzadas es una determinante importante de la posición competitiva de un país o región, por lo tanto la innovación sería la única forma para que un país pueda generar a largo plazo una mejor posición competitiva y un crecimiento económico sostenible”, planteó Reyes."El Programa Nacional de Desarrollo Humano incorpora la política de formación integral, profesional y técnica", añadió Reyes.

Igualmente, Reyes comentó que desde una perspectiva histórica, las grandes etapas de crecimiento económico de la humanidad han venido de la mano de la innovación y el conocimiento, “así lo evidencian las etapas de la revolución industrial en el siglo XIX y XX”.

“Actualmente estamos viviendo lo que se denomina tercera revolución industrial, revolución científico-tecnológica o revolución de la inteligencia, se conocen que las transformaciones económicas ocurren cuando convergen las nuevas tecnologías con los nuevos sistemas de energía, las nuevas formas de comunicación (…), manifestó “al comparar Nicaragua con el resto de la región centroamericana, en cuanto a formación de capital humano se observa una oportunidad para formar más profesionales en el campo de la ingeniería”, analizó ayer Ovidio Reyes Ramírez, presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN) durante la lección inaugural de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI).

Según Reyes, una mayor masa crítica de habilidades y conocimientos generan más crecimiento económico con economía de escala y externalidades positivas. Foto: Nayira Valenzuela/END.

Reyes Ramírez dictó la conferencia “Perspectivas económicas de Nicaragua, la economía del conocimiento y su relación con la Ingeniería y la Arquitectura”, y durante su intervención agregó que las universidades juegan un rol fundamental, particularmente la UNI, para contribuir a la difusión y entendimiento de tecnología, debido a que “es  reconocido que las profesiones de ingenierías, física, biología y ciencias naturales, en general, contribuyen en mayor medida, que otras carreras no científicas, a  la acumulación de conocimiento en tecnología”. 

Reyes dijo a estudiantes universitarios y autoridades que se ha demostrado “como evidencia empírica” que los países del sudeste asiático, que exhibieron grandes tasas de crecimiento, gradúan más ingenieros como porcentaje del total de egresados en las universidades, en relación con los países con menor crecimiento económico como el caso de las naciones latinoamericanas.