•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Seis cámaras empresariales presentaron ayer al Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) una propuesta de normativa para la regulación de las operaciones de drones en Nicaragua, que recoge experiencias de Estados Unidos, Europa y países centroamericanos.

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri comentó que es una propuesta concreta que ha sido elaborada muy profesional y en la que se han tomado en cuenta “las mejores prácticas que existen y los elementos de seguridad que son requeridos”.

Según el dirigente empresarial, el equipo legal del Cosep “afinará la propuesta” y luego será enviada al Gobierno de Nicaragua. “Esta semana haremos el envío de esta propuesta al Gobierno de Nicaragua. Nuestro interés es que se ya se pueda hacer el uso de drones”, añadió.

Las cámaras que trabajaron en la iniciativa son Canatur (Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua),  Cadur (Cámara de Urbanizadores de Nicaragua), Anifoda (Asociación  Nicaragüense de Formuladores y Distribuidores de Agroquímicos).

También Upanic (Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua), Confor (Asociación Nacional de Reforestadores) y Anapa (Asociación Nacional de Avicultores y de Productores de Alimentos). Aguerri dijo que el uso de drones no es un tema que está vinculado únicamente para un sector.

Aguerri recordó que durante un reciente encuentro con empresarios el presidente Daniel Ortega dijo que el Gobierno estaba trabajando en la propuesta. “Nosotros estamos haciendo esta propuesta de manera importante”, señaló. 

Herramienta necesaria 

Los drones han transformado la economía. En algunos países, como en la cercana Costa Rica, el uso de estos vehículos aéreos no tripulados está íntimamente vinculado a la agricultura y al negocio de los bienes raíces, mientras en otros, como en la lejana Argentina, se utilizan para el servicio de delivery. 

Ante la transformación y el ahorro que implica el uso de los drones, diversas cámaras empresariales aglutinadas en el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), están planteando la necesidad de que el Gobierno autorice la manipulación de estos en sectores como el agro, el turismo, publicidad, y bienes raíces.

El Cosep trata de que el uso de drones no sea tan restringido en Nicaragua.

El vicepresidente de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur) Gerardo Argüello, dijo que el uso de drones, en la elaboración de materiales audiovisuales de los destinos del país, contribuiría a mejorar la imagen ante potenciales interesados en visitarlos. 

“A través de los drones se pueden hacer mejores videos y difundirlos a través de las redes sociales, con los que se da una perspectiva diferente de la normal a cualquier persona que quiera venir a usar un hotel, un restaurante, un desarrollo.”, explicó el directivo de Canatur.

Según Argüello, ya hay regulaciones en países como Costa Rica donde están establecidos procedimientos de manipulación. “El uso de drones es un elemento importante que nos puede ayudar a venderle al mundo qué es lo que tenemos”, agregó en referencia al turismo. 

El sector agropecuario ha planteado en reiteradas ocasiones los beneficios del uso de estos vehículos aéreos en el cultivo. Los drones permitirían que los productores vigilen en tiempo real su áreas sembradas y fumiguen a costos más bajos, logrando así mayor competitividad.

Así lo expone el presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), Álvaro Vargas, quien ejemplificó que fumigar una manzana de cultivos cuesta alrededor de 3 dólares, mientras que con un drone el costo baja hasta 20 centavos de dólar.

“Los costos de operación son bastantes bajos comparados a otras tecnologías para fumigación. Antes se hacía con avionetas, helicópteros, la supervisión de las plantaciones agropecuarias lo hacés con drones porque ve en tiempo real”, agregó.

También apuntó que con un dron se puede verificar los cultivos desde el aire e identificar plagas, de modo que puedan ser controladas a tiempo. El uso plantea un ahorro en las estructuras de costos de los productores. 

 “Los drones favorecen la productividad del sector agropecuario porque el costo de operación del dron es simbólico. Tenemos que trabajar como sector para disminuir los costos incidiendo en nuevas tecnologías que puedan representar un incremento en la productividad”, planteó. 

Las productoras audiovisuales también se beneficiarían con el uso de estos vehículos aéreos, pues reducirían costos y lograrían mejores tomas aéreas de lugares en los que no se puede acceder con un helicóptero. En Nicaragua está restringido el uso de ese tipo de aparatos desde 2014.

“Al producir un comercial de televisión que requiera una toma área, tenemos que acudir a helicópteros, y se vuelve caro y prohibitivo, además que es un riesgo para el personal que viaja arriba”, consideró el presidente de la Organización Nicaragüense de Agencias de Publicidad (ONAP), Óscar Amador. 

“En el área de publicidad estamos perdiendo mucha competitividad, en comparación con los países vecinos. Si necesitamos una toma área pero no tenemos el presupuesto para hacerlo porque es muy caro, tenemos que acudir a otros recursos o no hacerlo”, continuó.